La Cabra

Localización

Calle Francisco Rojas, 2 - Madrid

Metro Bilbao

Horario: M-D de 13:00 a 16:00 y de 21:00 a 02:00h

Contacto: 9154 457 75

¡Como cabras! Le decían a Javier Aranda en el Sant Celoni, donde oficiaba de jefe de partida de pescados, antes de dar un servicio, por aquello de mantener el equilibrio y la calma ante el abismo del precipicio–o servicio–.

 

Un grito de guerra que se le quedó muy dentro al joven chef, y que le vino a la memoria antes de abrir su flamante bar-restaurante. Anécdotas aparte, lo primero que sorprende de La Cabra es su minimalista y precioso diseño. Tanto de su bar, barra a la derecha y mesas a la izquierda, que es un agradable espacio en el  que se pueden degustar tapas, raciones y otras delicias para todos aquellos que busquen calidad gastronómica pero una manera más informal y dinámica, como de su comedor, separado por una puerta de cristal desde el que se puede ver la cocina a través de  una impresionante cristalera.

 

¿Y qué se come aquí? Fundamentalmente cocina española creativa elaborada con productos de temporada de primera categoría cocinados con mimo, respeto y creatividad–mucha–para que brille su sabor y su presentación en tres opciones diferentes de menú.  Y si después de comer o de cenar te apetece prolongar la sobremesa el salón de la biblioteca es el lugar óptimo, desde el que se puede ver su soberbia bodega.

Localización

Calle Francisco Rojas, 2 - Madrid

Metro Bilbao

Horario

M-D de 13:00 a 16:00 y de 21:00 a 02:00h

Contacto

9154 457 75

¡Como cabras! Le decían a Javier Aranda en el Sant Celoni, donde oficiaba de jefe de partida de pescados, antes de dar un servicio, por aquello de mantener el equilibrio y la calma ante el abismo del precipicio–o servicio–.

 

Un grito de guerra que se le quedó muy dentro al joven chef, y que le vino a la memoria antes de abrir su flamante bar-restaurante. Anécdotas aparte, lo primero que sorprende de La Cabra es su minimalista y precioso diseño. Tanto de su bar, barra a la derecha y mesas a la izquierda, que es un agradable espacio en el  que se pueden degustar tapas, raciones y otras delicias para todos aquellos que busquen calidad gastronómica pero una manera más informal y dinámica, como de su comedor, separado por una puerta de cristal desde el que se puede ver la cocina a través de  una impresionante cristalera.

 

¿Y qué se come aquí? Fundamentalmente cocina española creativa elaborada con productos de temporada de primera categoría cocinados con mimo, respeto y creatividad–mucha–para que brille su sabor y su presentación en tres opciones diferentes de menú.  Y si después de comer o de cenar te apetece prolongar la sobremesa el salón de la biblioteca es el lugar óptimo, desde el que se puede ver su soberbia bodega.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º