Arroceria La Traviesa

Localización

Calle de Toledo, 47 - Madrid

Metro La Latina

Horario: M-S de 11:00 a 24:00; D de 11:00 a 16:00h

Contacto: 918 199 533

La Arrocería La Traviesa no lleva mucho tiempo abierto–noviembre del 2017– pero ya se ha ganado los corazones de los vecinos y de todos aquellos que pasan por su calle, y son unos cuantos porque estamos muy cerca de la Plaza Mayor. Y lo ha hecho fundamentalmente por bordar dos platos con mucha querencia entre nosotros: los arroces y las carnes a la brasa. Y no es de extrañar porque sus propietarios son los mismos que los de la cercana Cantina La Traviesa.

 

En este sencillo y familiar restaurante que está dividido en dos zonas: la de la barra y el comedor,  podemos disfrutar de unos arroces impecables, caldosos, pero con el punto de arroz correcto y fondos nobles y sabrosos, fundamentalmente el arroz con bogavante y el arroz con conejo y caracoles. También hacen paella de marisco, mixta, de verduras y de pollo, arroz a banda y arroz con chipirones. La otra gran especialidad del local son las carnes elaboradas a la brasa de carbón, entre las que destacan el chuletón de vaca madura, aunque el solomillo de ternera, la picaña o el entrecot mantienen el nivel. Y entre sus platos más solicitados están también el rabo de toro, los torreznos, el gambón a la parrilla y la gamba al ajillo. Y también hay que prestar atención a sus platos fuera de la carta: la lubina salvaje a la sal, el cochinillo y el cabrito que se pueden hacer por encargo y a sus impecables ibéricos de bellota. Pasen y disfruten.

Localización

Calle de Toledo, 47 - Madrid

Metro La Latina

Horario

M-S de 11:00 a 24:00; D de 11:00 a 16:00h

Contacto

918 199 533

La Arrocería La Traviesa no lleva mucho tiempo abierto–noviembre del 2017– pero ya se ha ganado los corazones de los vecinos y de todos aquellos que pasan por su calle, y son unos cuantos porque estamos muy cerca de la Plaza Mayor. Y lo ha hecho fundamentalmente por bordar dos platos con mucha querencia entre nosotros: los arroces y las carnes a la brasa. Y no es de extrañar porque sus propietarios son los mismos que los de la cercana Cantina La Traviesa.

 

En este sencillo y familiar restaurante que está dividido en dos zonas: la de la barra y el comedor,  podemos disfrutar de unos arroces impecables, caldosos, pero con el punto de arroz correcto y fondos nobles y sabrosos, fundamentalmente el arroz con bogavante y el arroz con conejo y caracoles. También hacen paella de marisco, mixta, de verduras y de pollo, arroz a banda y arroz con chipirones. La otra gran especialidad del local son las carnes elaboradas a la brasa de carbón, entre las que destacan el chuletón de vaca madura, aunque el solomillo de ternera, la picaña o el entrecot mantienen el nivel. Y entre sus platos más solicitados están también el rabo de toro, los torreznos, el gambón a la parrilla y la gamba al ajillo. Y también hay que prestar atención a sus platos fuera de la carta: la lubina salvaje a la sal, el cochinillo y el cabrito que se pueden hacer por encargo y a sus impecables ibéricos de bellota. Pasen y disfruten.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º