Esquina Ibérica

Localización

Calle del Corazón de María, 46 - Madrid

Metro Alfonso XIII

Horario: L a D de 7:00 a 24:00h

Contacto: 914 16 44 65

Vámonos a uno de los barrios más auténticos y castizos de Madrid: Prosperidad, y concretamente al número 46 de la Calle del Corazón de María. Esquina Ibérica lleva más de una década poniendo en valor una propuesta gastronómica que no deja espacio para la interpretación o la confusión: cocina tradicional española con producto de primera categoría.

 

Buena y bien provista barra para un aperitivo o un animado picoteo con las amistades: superlativos los jamones y embutidos ibéricos de bellota, excelentes canapés –bonito del Norte, chicharrones con tomate, salmón ahumado Domínguez; y ricas raciones en medias o en enteras –ensaladilla rusa, huevos fritos con habitas y jamón, boquerones en vinagre, pulpo a la brasa o a la gallega, gambas plancha o berenjenas rebozadas con salmorejo–.

 

Si preferimos comer de manera más apacible tenemos dos comedores a elegir: la espaciosa y elegante sala de la planta de abajo y el reservado de la planta de arriba, que son los lugares idóneos para dar cuenta, por ejemplo, de un rabo de toro sabroso y tierno, de una merluza al gusto, de alguna pieza de carne roja –entrecote trinchado, solomillo a la plancha, steak tartar o chuletillas de cordero lechal–. Está casi de más decir que los postres son caseros –¿qué tal unas natillas o una tarta de queso con frambuesa?–.

Localización

Calle del Corazón de María, 46 - Madrid

Metro Alfonso XIII

Horario

L a D de 7:00 a 24:00h

Contacto

914 16 44 65

Vámonos a uno de los barrios más auténticos y castizos de Madrid: Prosperidad, y concretamente al número 46 de la Calle del Corazón de María. Esquina Ibérica lleva más de una década poniendo en valor una propuesta gastronómica que no deja espacio para la interpretación o la confusión: cocina tradicional española con producto de primera categoría.

 

Buena y bien provista barra para un aperitivo o un animado picoteo con las amistades: superlativos los jamones y embutidos ibéricos de bellota, excelentes canapés –bonito del Norte, chicharrones con tomate, salmón ahumado Domínguez; y ricas raciones en medias o en enteras –ensaladilla rusa, huevos fritos con habitas y jamón, boquerones en vinagre, pulpo a la brasa o a la gallega, gambas plancha o berenjenas rebozadas con salmorejo–.

 

Si preferimos comer de manera más apacible tenemos dos comedores a elegir: la espaciosa y elegante sala de la planta de abajo y el reservado de la planta de arriba, que son los lugares idóneos para dar cuenta, por ejemplo, de un rabo de toro sabroso y tierno, de una merluza al gusto, de alguna pieza de carne roja –entrecote trinchado, solomillo a la plancha, steak tartar o chuletillas de cordero lechal–. Está casi de más decir que los postres son caseros –¿qué tal unas natillas o una tarta de queso con frambuesa?–.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º