Casa de Pías

Localización

Calle Escuelas Pias, 4 - Getafe

Metro Getafe Central

Horario: D-M de 13:00 a 17:00; Mi-S de 21:00 a 24:00h

Contacto: 916 964 757

Nada más poner el pie en este magnífico restaurante se nota que Jesús Ortiz, propietario y director de sala, y su equipo cuidan hasta el mínimo detalle. Empezando por una decoración elegante e impecable de cualquiera de sus dos salones de planta de la calle o de los dos sensacionales reservados–uno de ellos es de los más amplios y bonitos que hemos visto– de la primera planta para los que busquen privacidad, siguiendo por el atento y afable servicio y terminando por una cocina vanguardista y creativa basada en la mejor de las materias primas.

 

Una atención a la cocina estacional que se nota, y de qué manera, en el taco de atún rojo de almadraba, o en los pescados salvajes con los que trabajan: corvina, merluza de Burela o lenguado. Pero antes de saborear su platos principales podemos empezar con un lingote de foie, manzana caramelizada y frutos rojos, la delicada coca de burratina, tomates dulces y pesto fresco o el carpaccio templado de cigalitas, y salteado de chipirón de roca. Dominan también los arroces: el falso risotto de rabo de toro guisado al vino tinto o el arroz limpio de un grano con pescado y langostinos son dos opciones óptimas. También hay hueco para las carnes: la paletilla deshuesada de cordero lechal manchego asado en su propio jugo es todo un acierto.

 

Y todos aquellos que prefieran un almuerzo o una cena más informal pueden hacerlo en su deliciosa terraza con una carta diseñada ad hoc de un restaurante que desde que abrió en 2003 es una de las referencias gastronómicas con más calado de Getafe.

Localización

Calle Escuelas Pias, 4 - Getafe

Metro Getafe Central

Horario

D-M de 13:00 a 17:00; Mi-S de 21:00 a 24:00h

Contacto

916 964 757

Nada más poner el pie en este magnífico restaurante se nota que Jesús Ortiz, propietario y director de sala, y su equipo cuidan hasta el mínimo detalle. Empezando por una decoración elegante e impecable de cualquiera de sus dos salones de planta de la calle o de los dos sensacionales reservados–uno de ellos es de los más amplios y bonitos que hemos visto– de la primera planta para los que busquen privacidad, siguiendo por el atento y afable servicio y terminando por una cocina vanguardista y creativa basada en la mejor de las materias primas.

 

Una atención a la cocina estacional que se nota, y de qué manera, en el taco de atún rojo de almadraba, o en los pescados salvajes con los que trabajan: corvina, merluza de Burela o lenguado. Pero antes de saborear su platos principales podemos empezar con un lingote de foie, manzana caramelizada y frutos rojos, la delicada coca de burratina, tomates dulces y pesto fresco o el carpaccio templado de cigalitas, y salteado de chipirón de roca. Dominan también los arroces: el falso risotto de rabo de toro guisado al vino tinto o el arroz limpio de un grano con pescado y langostinos son dos opciones óptimas. También hay hueco para las carnes: la paletilla deshuesada de cordero lechal manchego asado en su propio jugo es todo un acierto.

 

Y todos aquellos que prefieran un almuerzo o una cena más informal pueden hacerlo en su deliciosa terraza con una carta diseñada ad hoc de un restaurante que desde que abrió en 2003 es una de las referencias gastronómicas con más calado de Getafe.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º