El Cardenal

Localización

Calle Madrid, 20 - Getafe

Cercanías Getafe Central

Horario: L-D de 7:00 a 01:00h

Contacto: 916 957 023

Tenemos dos buenas y contundentes razones para repetir visita en El Cardenal. Una de ellas es departir con unas cañas con el gran Nicolás Otiña, dueño y gerente de este agradable bar-restaurante situado en una de las arterias principales de Getafe. Otiña es un fenómeno de la naturaleza que con casi setenta años sigue corriendo maratones y carreras de larga distancia con la ilusión y las ganas de un chaval. La otra buena razón es saborear su cocina llena de sabor y tradición.

 

Una terracita urbana en su exterior y una amplia barra, con barriles y taburetes altos a los lados, nos dan la bienvenida. Al fondo un gran comedor nos espera para dar cuenta de una cocina de campeonato. Habitas con ajito y jamón ibérico, setas a la plancha con langostinos, huevos con papas y chistorra, parrillada de verduras de temporada… Platos que bien pueden servir de entrada antes de concentrarnos en sus dos especialidades: los arroces y las carnes a la piedra. Antológico el arroz con carabineros, pleno de sabor y naturalidad y notables el resto de arroces: con setas y langostinos, con pulpo y chipirones, boletus y secreto ibérico… Así hasta más de una docena, incluidas las paellas. Igualmente satisfactorias encontramos sus carnes: entrecot, chuletillas, solomillo, entre otras.

Localización

Calle Madrid, 20 - Getafe

Cercanías Getafe Central

Horario

L-D de 7:00 a 01:00h

Contacto

916 957 023

Tenemos dos buenas y contundentes razones para repetir visita en El Cardenal. Una de ellas es departir con unas cañas con el gran Nicolás Otiña, dueño y gerente de este agradable bar-restaurante situado en una de las arterias principales de Getafe. Otiña es un fenómeno de la naturaleza que con casi setenta años sigue corriendo maratones y carreras de larga distancia con la ilusión y las ganas de un chaval. La otra buena razón es saborear su cocina llena de sabor y tradición.

 

Una terracita urbana en su exterior y una amplia barra, con barriles y taburetes altos a los lados, nos dan la bienvenida. Al fondo un gran comedor nos espera para dar cuenta de una cocina de campeonato. Habitas con ajito y jamón ibérico, setas a la plancha con langostinos, huevos con papas y chistorra, parrillada de verduras de temporada… Platos que bien pueden servir de entrada antes de concentrarnos en sus dos especialidades: los arroces y las carnes a la piedra. Antológico el arroz con carabineros, pleno de sabor y naturalidad y notables el resto de arroces: con setas y langostinos, con pulpo y chipirones, boletus y secreto ibérico… Así hasta más de una docena, incluidas las paellas. Igualmente satisfactorias encontramos sus carnes: entrecot, chuletillas, solomillo, entre otras.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º