7 locales de verano en Madrid

La ‘caló’ madrileña ya está aquí: la solana cae a plomo sobre nuestra piel (blanca, muy blanca) y, nosotros, pobres mortales, nos arrastramos por la calle suspirando por una cerveza fresca en algún chiringuito frente al mar; pero esos días de vacaciones parece que no llegan nunca. Si tú también vas a pasar muchas horas a la vera del sol de Madrid, atento porque estos chivatazos pueden hacerte muy, pero que muy feliz.

 

La Cantina de Matadero: la terraza ‘eco’

 

En las entrañas del Matadero Madrid (en lo que antiguamente era una gran caldera) se encuentra La Cantina de Matadero (Paseo de la Chopera, 14), un espacio de aires industriales decorado de forma acogedora con grandes mesas de madera, que cuenta con una de las terrazas-jardín más encantadoras de la ciudad, cuyo estilo te teletransportará directamente a Berlín. Su cocina es totalmente casera, muy veraniega, sana y ligera, y se prepara fundamentalmente con ingredientes ecológicos (de ella se encarga el equipo de Olivia te Cuida). Quizás lo más rico sean sus pizzetas, horneadas al momento y preparadas con combinaciones tan apetecibles y mediterráneas como la de tomate seco, mozzarella, rúcula y bresaola. Pero tampoco te puedes perder sus quichés, empanadas, sándwiches y postres caseros.

 

Salón Cascabel: México muy VIP (y con vistas)

 

El espacio Gourmet Experience de El Corte Inglés de Serrano esconde un secreto a voces: Salón Cascabel (Serrano 52), la antojería mejicana de los responsables de Punto MX (único mexicano en España con Estrella Michelin), un acierto asegurado sobre todo por sus platillos mexicanos, deliciosos y con materias primas de primera (prueba sus originalísimos tacos, y en verano, un aguachile verde de langostinos o un ceviche de vieiras), que son perfectos para acompañar con una cervecita fresca. El plan ideal para disfrutar de una noche de calor en la terracita del Gourmet Experience con vistas a los tejados de la calle Serrano.

 

Mama Campo: fresco, que te quiero fresco (y ligero)

 

Si hay un restaurante en el que se respira ambiente campestre y mediterráneo, ese es Mamá Campo (Olavide, 15). Especializado en cocina ecológica preparada con recetas castizas de toda la vida, Mamá Campo también cuenta con un estupendo colmado en el que encontrarás todo tipo de productos orgánicos y artesanales, productos con nombre y apellidos (las hortalizas y frutas son de Ángel, Albano, Tomeu y Paquita, los huevos de las gallinas felices de Mikel, los yogures y quesos de Alfredo, Cristina y Patxi, la ternera de la montaña de Marina, los pollos de Albert…) que, de hecho, son utilizados para elaborar todos los platos de la carta. Y ahora que estamos en veranito, te aconsejamos que no te pierdas platos como el gazpacho de tomate y remolacha, las verduras de temporada a la plancha o sus sabrosas ensaladas, además de los platillos de picoteo que también ofrecen en la carta de la Cantina. Y si los disfrutas en su colorida terraza en el corazón de la plaza de Olavide, mejor que mejor. 

 

MAMACAMPO1A

 

 

Terraza Lobbo: la favorita del sibarita

 

A un paso del Auditorio Nacional se encuentra la renovada terraza de Lobbo (Príncipe de Vergara, 181), una de las más bonitas de Madrid. Además de poder disfrutar de cervecitas, también podrás picotear pinchos y raciones o platos de raíces tradicionales, todos preparados con la mejor materia prima. Con el calorcito, te recomendamos sus ensaladas (de espinacas, de tomate, trigueros y parmesano…) o platos para compartir tan apetecibles como la ensaladilla rusa con mayonesa de salmón, los tallarines de sepia con ali-oli emulsionado o unas riquísimas croquetillas de txangurro.

 

Delic: nuestro favorito de la  Plaza de la Paja

 

La Plaza de la Paja es uno de nuestros oasis preferidos en Madrid cuando el calor aprieta. A un paso de las calles más bulliciosas de La Latina, esta plaza arbolada y en pendiente es una burbujita de relax y frescor. Todos los sitios (y sus respectivas terrazas) de la plaza tienen su encanto, pero entre ellos destaca Delic (Costanilla de San Andrés, 14), un peculiar y ya clásico café-bar con aires de colmado de otra época en el que encontrarás desde deliciosa repostería e increíbles tartas, a platos ligeros como sandwiches, bruschettas, ensaladas y pizzas rústicas, perfectos para comer algo ligero a cualquier hora. Además, a medida que cae la noche su terraza se anima muchísimo.

 

La playa de Lavapiés: vaya, vaya, aquí sí hay playa

 

¿Qué en Madrid no hay playa? No problem: escápate a este bohemio rincón en pleno barrio de Lavapiés y te sentirás, ipso-facto, como en un chiringuito de la costa española. La playa de Lavapiés (Argumosa, 9) es ideal para dejar pasar las horas cañeando con los amigos y picotear algún que otro plato ligerito y veraniego, como sus ricas ensaladas (de tomate con ventresca, de foie con manzana, con nopalitos y queso) o platillos como salmorejo, hummus, guacamole, quesadillas y tostas variadas.

 

Taberna La Gaditana: vamos de chiringuito

 

Pocos sitios en España tan maravillosos para veranear como la costa de Cádiz: buena gente, pueblos preciosos, playas infinitas y deliciosa gastronomía. En Madrid no lo puedes tener todo, pero si te quedas en la city y tienes ganas de saborear el sur, al menos podrás disfrutar de una de las tabernas más auténticas de la ciudad: La Gaditana (Lombia, 6). En pleno barrio de Salamanca podrás ponerte las botas con algunos de los clásicos más gaditanos: pescaíto frito, cazón en adobo, atún rojo de almadraba, ortiguillas… Todo ello acompañado de una de las cervezas mejor tiradas de la ciudad. ¡Y que viva Caí y el verano!

 

Susana y Fabio – eat&love

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º