Cultura / Cine

En solitario

Cuando hablamos de películas de aventuras imaginamos héroes exagerados, y en el peor de los casos, efectos especiales que hacen que en vez de ver una película estemos delante de un videojuego sin sentido. Tranquilos que este “Solitario” pertenece a ese género, sí, pero en el mejor sentido de la palabra, sin que nos mastiquen un argumento infantil, con una trama verosímil-basado en un hecho real-, con unos actores creíbles y rodada en pleno mar-grandes paisajes-, sin decorados de cartón piedra. Porque el mar aquí tiene un papel ya que nos cuenta la odisea de Yann, un marinero que participa en la Vendée Globe: la vuelta al mundo a vela en solitario y sin escalas. Y hasta aquí podemos contar.

·