La Nouba

Localización

Calle San Roque, 18 - Guadalajara

Cercanías Guadalajara

Horario: L-M de 10:00 a 02:00; J-D de 10:00 a 02:00h

Contacto: 949 492 972

Todo el que se quiera comer un buen asado en Guadalajara debería apuntarse esta dirección porque lo tiene todo para que disfrutemos de tan antológica suerte gastronómica: horno de leña antiguo, profesionalidad y buen producto. La Nouba abrió sus puertas en 2013 como una cervecería tradicional y fue dos años después con la gerencia de Carlos y la incorporación de su imperial horno cuando se convirtió en el sensacional asador que conocemos hoy. Su amplia y agradable terraza situada en el agradable paseo de San Roque es uno de esos rincones a tener muy en cuenta cuando brilla el sol. Dentro La Nouba está dividido en dos zonas: la zona de la barra, perfecta para un picoteo casual, y la zona de la bodega a la que se accede por un pasillo.

 

Hay que probar su lechazo lechal churro, famoso por su sabor, su ternura y su ligereza. Además cabrito, solomillo, chuletón, brocheta de lomo de buey, costillar ibérico asado con miel y mostaza, picaña, entrecot o solomillo trinchado. Como entrante sirvan alguna de sus variadas ensaladas: rulo de cabra, nueces, pasas al brandy y vinagreta o la de aguacate, langostinos y queso. Los amantes de los pescados también tienen su espacio aquí: pulpo a la brasa, calamar de potera a la andaluza, sepia o chipirón a la plancha, gambón o taco de bacalao crujiente con ali-oli negro.

Localización

Calle San Roque, 18 - Guadalajara

Cercanías Guadalajara

Horario

L-M de 10:00 a 02:00; J-D de 10:00 a 02:00h

Contacto

949 492 972

Todo el que se quiera comer un buen asado en Guadalajara debería apuntarse esta dirección porque lo tiene todo para que disfrutemos de tan antológica suerte gastronómica: horno de leña antiguo, profesionalidad y buen producto. La Nouba abrió sus puertas en 2013 como una cervecería tradicional y fue dos años después con la gerencia de Carlos y la incorporación de su imperial horno cuando se convirtió en el sensacional asador que conocemos hoy. Su amplia y agradable terraza situada en el agradable paseo de San Roque es uno de esos rincones a tener muy en cuenta cuando brilla el sol. Dentro La Nouba está dividido en dos zonas: la zona de la barra, perfecta para un picoteo casual, y la zona de la bodega a la que se accede por un pasillo.

 

Hay que probar su lechazo lechal churro, famoso por su sabor, su ternura y su ligereza. Además cabrito, solomillo, chuletón, brocheta de lomo de buey, costillar ibérico asado con miel y mostaza, picaña, entrecot o solomillo trinchado. Como entrante sirvan alguna de sus variadas ensaladas: rulo de cabra, nueces, pasas al brandy y vinagreta o la de aguacate, langostinos y queso. Los amantes de los pescados también tienen su espacio aquí: pulpo a la brasa, calamar de potera a la andaluza, sepia o chipirón a la plancha, gambón o taco de bacalao crujiente con ali-oli negro.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º