Mabara Bar

Localización

Bulevar Clara Campoamor,  14-16 - Guadalajara

Cercanías Guadalajara

Horario: L-J y D de 9:00 a 01:30; V y S de 9:00 a 04:00h

Contacto: 949 313 445

Lo del Mabara es una apuesta personal de Carlos, un explorador empedernido que ha viajado por todos los rincones del mundo y ha querido plasmar esas experiencias en un rincón de Guadalajara muy especial. De eso te das cuenta nada más cruzar la puerta de este espacioso y cuidado bar-restaurante, decorado con originales referencias viajeras–el impresionante león de la entrada, el exótico reservado del fondo o los sugerentes apartados de los laterales– que nos introducen en una atmósfera romántica y viajera.

 

 

Mabara va cambiando según avanza el día, aunque su verdadero apogeo viene cuando la tarde empieza a declinar y el cielo se oscurece. Momento perfecto para probar los platos que salen de su cocina. Ensaladas, molletes–contamos más de una docena– y mini molletes, raciones–rejos, calamares de campo, chips de colores, humus, frito de chancho, pulpo con patatas y huevo casi estrellado, fish and chips, tartar de atún o steak tartar–, gran variedad de hamburguesas, sándwiches y wrap´s. Sin embargo en Mabara tampoco se olvidan de los tienen mayor querencia por los sabores más tradicionales: como las croquetas de la abuela, las bravas, los calamares frescos, el torrezno, las alitas, las gambas blancas de Huelva, oreja a la plancha, jamón ibérico, pimientos del piquillo o nido de patatas con huevo y jamón. Merece la pena hacerlo dentro del local, pero su terraza situada en el bulevar es extraordinariamente amplia y confortable. Y habitualmente tienen una programación de conciertos, monólogos y fiestas más que interesantes.

Localización

Bulevar Clara Campoamor,  14-16 - Guadalajara

Cercanías Guadalajara

Horario

L-J y D de 9:00 a 01:30; V y S de 9:00 a 04:00h

Contacto

949 313 445

Lo del Mabara es una apuesta personal de Carlos, un explorador empedernido que ha viajado por todos los rincones del mundo y ha querido plasmar esas experiencias en un rincón de Guadalajara muy especial. De eso te das cuenta nada más cruzar la puerta de este espacioso y cuidado bar-restaurante, decorado con originales referencias viajeras–el impresionante león de la entrada, el exótico reservado del fondo o los sugerentes apartados de los laterales– que nos introducen en una atmósfera romántica y viajera.

 

 

Mabara va cambiando según avanza el día, aunque su verdadero apogeo viene cuando la tarde empieza a declinar y el cielo se oscurece. Momento perfecto para probar los platos que salen de su cocina. Ensaladas, molletes–contamos más de una docena– y mini molletes, raciones–rejos, calamares de campo, chips de colores, humus, frito de chancho, pulpo con patatas y huevo casi estrellado, fish and chips, tartar de atún o steak tartar–, gran variedad de hamburguesas, sándwiches y wrap´s. Sin embargo en Mabara tampoco se olvidan de los tienen mayor querencia por los sabores más tradicionales: como las croquetas de la abuela, las bravas, los calamares frescos, el torrezno, las alitas, las gambas blancas de Huelva, oreja a la plancha, jamón ibérico, pimientos del piquillo o nido de patatas con huevo y jamón. Merece la pena hacerlo dentro del local, pero su terraza situada en el bulevar es extraordinariamente amplia y confortable. Y habitualmente tienen una programación de conciertos, monólogos y fiestas más que interesantes.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º