Hay sabores que no se olvidan, como el que nos ha dejado
Saborería animándonos a brindar día tras día.

Nos despedimos brindando por vosotros, porque
¡sois la caña! ¡gracias!