Barrios

Si algo distingue a Madrid son sus barrios. Todos son diferentes y con personalidades únicas, como si fuesen mini ciudades; algunas son jóvenes y modernas, como Malasaña, Lavapiés o Chueca; otras desprenden cultura por sus calles, como Las Letras o La Latina; y otras están llenas de historia y tradición, como Salamanca.

Hemos creado una sección enfocada a cada barrio para que no te pierdas ninguno de sus emblemáticos bares. Queremos que descubras el sabor de sus locales y que los recorras entre cañas y tapas.

Porque cada momento con una Mahou sabe diferente según el lugar en el que la disfrutes.

¿Dónde quieres ir?

Lavapiés
Barrio

Es el barrio más multicultural de la ciudad, donde la celebración del año nuevo chino, el Ramadán o el Festival Holi de la India convive con las castizas Fiestas de San Lorenzo. Desde el Lavapiés “alto”, próximo a la calle Atocha, hasta el “bajo”, contiguo a Embajadores, discurren sus empinadas callejuelas cada vez más llenas de salas de teatro, galerías de arte, talleres de artesanos, pequeños negocios alternativos y un montón de secretos que merece la pena descubrir.

Este
Barrio

Casi no se puede ser más de Madrid que las gentes que habitan con orgullo barrios como Puente Vallecas o San Blas. Un orgullo que proviene del sentimiento de pertenecer a una zona rica en su diversidad y contrastes: vida de barrio diurna con sus mercados y ocio nocturno por sus múltiples bares y clubs musicales. Además esta zona puede presumir de tener una de las vistas más fotogénicas de Madrid en lo alto del Cerro del Tío Pío. El futuro es suyo con la inauguración del parque de la Quinta de Torre Arias y la apertura del Estadio Olímpico La Peineta, donde jugará el Atlético de Madrid.

Norte
Barrio

Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Valverde, Tres Olivos, Fuencarral-El Pardo, Las Tablas, El Pilar o Almenara conforman un rico y variado núcleo poblacional con potentes centros empresariales y comerciales como La Moraleja y Arroyo de la Vega. El Norte lo tiene todo: bares, terrazas, restaurantes y amplias zonas verdes, como el Parque de Cataluña o el Palacio del Pardo. No le falta ni el encierro de la Pamplona chica, como popularmente se conoce a San Sebastián de los Reyes.