Este

Casi no se puede ser más de Madrid que las gentes que habitan con orgullo barrios como Puente Vallecas o San Blas. Un orgullo que proviene del sentimiento de pertenecer a una zona rica en su diversidad y contrastes: vida de barrio diurna con sus mercados y ocio nocturno por sus múltiples bares y clubs musicales. Además esta zona puede presumir de tener una de las vistas más fotogénicas de Madrid en lo alto del Cerro del Tío Pío. El futuro es suyo con la inauguración del parque de la Quinta de Torre Arias y la apertura del Estadio Olímpico La Peineta, donde jugará el Atlético de Madrid.