Otra forma de disfrutar el séptimo arte: las salas de cine alternativas de Madrid

La oferta de cine que podemos disfrutar en la capital es increíble. La capital cuenta con hasta 486 salas -ni más ni menos- con una programación de lo más variada. Hay espacios para todo tipo de cine, desde los grandes éxitos comerciales llegados de EE UU hasta los que se centran en cine de autor y producciones independientes. Son estas últimas, menos mayoritarias, a las que queremos dedicar un homenaje y enseñarte su visión particular del séptimo arte.

Te invitamos a que descubras con nosotras las propuestas cinéfilas más alternativas de la ciudad y, como no podía ser menos, los mejores sitios para tomarse unas cervezas, antes o después de la proyección, ¡espectáculo garantizado!

La primera sala alternativa de la que te queríamos hablar es también la última en sumarse a este circuito. Os hablamos de MK Institut Français, un espacio aparentemente escondido en la Plaza de Las Salesas, en el interior del Instituto Francés. La sala defiende un cine de calidad en versión original subtitulada y trabaja para crear entornos que fomentan el descubrimiento creativo. El espacio cuenta con 250 butacas y equipos con la última tecnología 4K para que podamos disfrutar de su exquisita programación, dedicada en su mayoría al cine europeo, cortometrajes y documentales de lo más interesante. Y lo mejor: a precio mucho bajo del solicitado en salas comerciales (4€).

La dirección exacta es Calle del Marqués de la Ensenada, 12 y, de momento, solo abre al público de viernes a domingo.

Y después de cine, ¿qué tal si nos acercamos a la Plaza de Pedro Zerolo para comentar la película mientras tomamos unas cañas? Allí se encuentra Toma Jamón, una taberna de estética neorrústica, con una terraza ideal para tapeo los días de sol. Con ese nombre, ya entenderás cuál es su producto estrella: el jamón, 100% ibérico D.O. Guijuelo. En su carta encuentras variedad de platos (espectaculares su huevos rotos), así como pinchos, elaborados con este producto tan tradicional en la cultura española.

 

En el barrio de Chamberí también contamos con Pequeño Cine Estudio, un pequeño y peculiar cine que abrió sus puertas en 1977 como primer “minicine” de Madrid. Desde sus inicios ha apostado por las películas en versión original, decisión que mantiene todavía en la actualidad intercalando cine independiente de actualidad con clásicos, cortometrajes, coloquios y propuestas de nuevos realizadores. Todo un templo para los amantes del cine de culto.

Lo encontramos en la Calle Magallanes, en el número 1, cerca de los metros de San Bernardo e Iglesia y el precio de la entrada es de 8’50€ (los lunes y miércoles ofrecen precios reducidos).

Como sabemos de sobra que después de una tarde de cine y palomitas, pocas cosas apetecen más que unas cerves, te recomendamos pasar por La Chula, en la Calle Cardenal Cisneros, 66. Este amplio local ofrece platos y raciones típicos de nuestra gastronomía. ¿Nuestra sugerencia? La Tosta de pisto con huevo de codorniz, el Brioche de pollo desmigado y su hamburguesa “La Chula”, ¡no fallan!

 

Seguimos con la Sala Berlanga, en el barrio de Argüelles. Este espacio cultural de casi mil metros cuadrados debe su nombre a uno de los directores y guionistas más famosos de la historia del cine español, Luis García Berlanga. Con una capacidad de más de 200 asientos, esta sala multifuncional acoge conciertos, exposiciones, obras de teatro y sobre todo cine. Entre su cartelera destacan los documentales y ciclos de cine dedicados al cine español, muchos de ellos estrenos recientes, por solo 3€; una manera de apoyar nuestro cine y de hacerlo accesible a todos los públicos. En la sala, además, están a la última en cuanto a adelantos técnicos, ya sea en formatos de proyección en 35 mm y Digital 4k-3D, como de acústica y confort.

La encontráis en Andrés Mellado 53, entre los metros de Argüelles e Islas Filipinas.

¿Que sales con hambre del cine? Tu destino debe ser Mr. Hot Dog, en local en la calle Guzmán el Bueno, 41 donde recuperan un plato del que muchos son fans: el perrito caliente. En Mr. Hot Dog lo elaboran como siempre, auténtico, original. El local es bastante amplio y cómodo, y tiene una decoración muy chula con neones y una barra casi infinita.

 

Para la siguiente parada nos alejamos un poco del corazón de la ciudad para acercarnos a Matadero Madrid, donde se encuentra La Cineteca. Este espacio es la primera y única sala del país dedicada casi en exclusiva al cine de no ficción. La Cineteca ofrece trabajos de gran creación audiovisual, así como un amplio repertorio del género documental, muchos de ellos inéditos en nuestro país. Además, acoge numerosos festivales, concursos y eventos en torno al cine, procurando siempre ofrecer títulos de prestigio y atractivos para el público (no vas a dormirte, tranquilo!!)

Otro reclamos son sus precios, 3,50€ por sesión, aunque para jóvenes entre 16 y 26 años inscritos en el JOBO son gratuitas. Así que toma nota!

¿Una recomendación para ir tras el cine? Nosotras optamos Il Boccone, un restaurante de raíces italianas donde miman la gastronomía mediterránea. Elaboran artesanalmente todos sus platos, preparando al momento tanto la pasta como la masa de sus pizzas. Entre sus platos estrellas, lo Gnocchi al gorgonzola o al pesto, los Parppadelle ai «frutti di terra» o el Rigatoni alla norma. Y, de beber, ya sabes, una Mahou Cinco Estrellas que acompaña súper bien todos los platos de pasta.

Lo encuentras en la calle de Juan de Mariana, 4 (metro Delicias).

 

Para terminar este recorrido por algunas de las salas más alternativas de Madrid, lo hacemos en Artistic Metropol, en el barrio de Arganzuela. Es una microsala de cine dedicada especialmente al género fantástico, de terror y cine independiente. También aloja una curiosa tienda especializada y un maravilloso videoclub (de los pocos que quedan ya). Además de proyecciones, Artistic Metropol organiza numerosas actividades como cursos y talleres de cine. Puedes disfrutar cualquier día de la semana de una sesión continua, de reestrenos, sesiones infantiles, etc. Si tu género preferido son las películas de serie B, el cine fantástico o el microteatro del terror, en esta sala íntima vas a encontrar tu sitio. El precio de las entradas es de 4’30€ a 8€.

Para redondear el plan os aconsejamos pasar por El 9 Brasserie, en Paseo de las Acacias, 49. Se trata de un destino gastronómico con sabor mediterráneo donde bordan las Croquetas de jamón ibérico con patatas paja, el Arroz meloso con setas y trufa blanca, o el Pulpo a la parrilla con patatas gajadas. Cuentan con terraza y están abiertos desde primera hora de la mañana hasta casi la madrugada, por lo que nos va de perlas tanto para quedar con los amigos antes de ir al cine o para la tertulia posterior a la película.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º