Bares donde tomar la primera antes de salir

El que dice que no sabe si aparecerá o no; la que viene pero siempre llega tarde; los que tienen hambre y quieren pedir algo de picoteo o los que han cenado en casa y solo quieren tomar unas cervezas. Si habitualmente sales por Madrid estos perfiles te serán familiares. Sabes que la noche promete, pero puede que ponerse de acuerdo con todos tus amigos resulte un poco caótico. Por eso lo mejor es tener un lugar de referencia, ese sitio que ya habéis transformado en vuestro y en el que no importar esperar al más tardón del grupo porque es vuestro meet point de referencia y, tarde más o menos, allí estaréis.

Y es que todos tenemos nuestro bar favorito para quedar con los amigos; o varios en función del barrio en el que vayamos a salir o de los amigos con los que quedamos esa noche. Son sitios para reunirse, actualizarse con la gente que hace tiempo que no vemos y calentar motores para una noche digna de recordar.

Si aún no tienes el tuyo, escucha las recomendaciones de nuestros bloggers, que esta vez se han propuesto descubrirnos los mejores bares para tomar la primera cerve de la noche. Toma nota, porque la fiesta comienza e igual puedes coincidir con ellos.

 

La Revoltosa, el favorito de Ángela Henche cuando sale por Las Letras

 

Sus calles peatonales son perfectas para perderte en ellas y descubrir un local diferente en cada ocasión. Salir por ellas es sinónimo de acabar practicando otro idioma, ya que es zona de fiestas Erasmus por excelencia, pero también de pubs y de bares en los que sabes que ‘salir a tomar una caña’ es solo el principio de todo. Como Angela Henche dice, “en esta zona hay ambiente cualquier día de la semana”.

Ella y sus amigos suelen quedar en La Revoltosa de Prado (Prado, 4) cuando saben que van a salir por la zona porque tiene una ubicación estratégica. También les mola su decoración actual, con esas con paredes intencionadamente desconchadas y repleta de vegetación, además de una carta llena de platillos ricos y asequibles por si les apetece picar algo: raciones de clásicos (bravas, huevo rotos, croquetas), pero también hamburguesas, burritos y como no, Mahou Cinco Estrellas para completar el match.

Después de la primera, toca salir por los pubs y demás bares aledaños de Huertas, donde puedes acabar dándolo todo en un karaoke o dejándote llevar por la impro de una sesión de jazz. Te será difícil elegir con todo lo que te ofrecerán los ya clásicos relaciones públicas que inundan la zona.

 

La Colmada, la elección de Kikillo en Malasaña-Chueca

 

Quiénes salen por Chueca o por Malasaña saben que son dos de las mejores zonas para disfrutar de todo lo que Madrid es capaz de ofrecer, ya sea en formato cine, teatro, concierto o expo alternativa. Y lo más importante, con una oferta tan diversa que consigue reunir a todo tipo de públicos.

En Chueca hay hueco para todos los que vayan buscando celebrar la noche, ya sea en formato tasca de barrio, bar de moda o discoteca. Y si hablamos de Malasaña, no podemos evitar hacer referencia a que es la cuna del moderneo madrileño, con espacio para todas las tribus, ya les guste más el indie, la electrónica o la música urbana; lo importante son las ganas de pasarlo bien.

Kikillo conoce perfectamente la esencia de ambas zonas, por lo que siempre que va “malasañeando por Malasaña” sabe que el punto de partida ha de ser La Colmada (Espíritu Santo, 19), un local mitad tienda y mitad bar perfecto para picotear y ponerse al día con sus amigos mientras comparten una de sus tablas (cortadas al momento en la zona de charcutería) o sus tostas. Él paga la primera ronda de Maestra de Mahou, así se garantiza que los demás sigan sus pasos y consigue que “el rato” en La Colmada se extienda siempre más de lo esperado.

 

 

 

LaLina, el bar donde queda con sus amigos Kino Jerez

 

La Latina se ha convertido en una de las zonas preferidas por los turistas para salir por Madrid, pero también sigue siéndolo para los que quedan para “salir de tapas” sin temor a que la cosa se acabe “complicando”. Si como dice Kino, tenemos en cuenta la “cada vez más interesante oferta de Lavapiés”, salir por cualquiera de las dos zonas es un doble GOAL. Si acabamos liándola, no hay problema, ambos barrios tienen destinos donde culminar la noche, ya sea perreando como coreando clásicos del rock.

Como ya te anuncíabamos, también vais a encontrar por allí a uno de nuestros instagramers favoritos, Kino Jerez. Allí está una de sus sedes estratégicas, LaLina (Plaza Cebada, 2), un lugar que siempre le van bien, tanto si ese día sale por La Latina como si elige Lavapiés. Es un acierto. Además, según nos confiesa, tiene debilidad por sus patatas bravas, que aquí elaboran de más de diez formas diferentes; por no hablar del ambiente que siempre reina, especialmente los domingos después de pasear por El Rastro.

 

El secreto de Kipling, la elección de 0thfloor en Moncloa

 

Si Huertas es sinónimo de Erasmus, Moncloa lo es de salidas universitarias, tanto por su cercanía con las universidades como por ser zona de residencias de estudiantes. Eso significa que cuanto más próximos estamos al fin de semana, más animada encontramos la zona.

Marta y Paula, creadoras de 0thfloor, suelen quedar con sus amigos en El Secreto de Kipling (Martín de los Heros, 59). La razón es sencilla: prefieren empezar con un plan tranquilo jugando a los juegos de mesa del local antes de pasar a “quemar zapatilla” en los bares y discotecas de la zona. Además, como no son de salir a la calle con el estómago vacío, siempre acaban tirando de su carta de picoteo a base de pizzas o bocadillos; cosa que les encanta a ellas y a sus amigos, claro.

Rock y Heavy en los bajos de Argüelles, fiestas temáticas en sus bares y noches que suenan a reggaetón, house y los últimos temas comerciales hasta bien entrada la madrugada en las numerosas discotecas que pueblan la zona. Como puedes ver, Moncloa no es sólo el corazón de la noche universitaria. Todo el que quiera pasarlo en grande es bien recibido en el barrio.

 

Teje y Maneje, la elección de Madrid Diferente en Ponzano

 

Si lo que te apetece es darle un capricho al foodie que llevas dentro, Chamberí es tu barrio. Sus noches gastronómicas tienen mucho más POWER si sabes dónde comenzarlas. Sí, ya sabes por dónde vamos: “hacer ponzaning es tarea obligada para los que habitualmente salen por Chamberí”.

Lo dice el equipo de Madrid Diferente, que se conoce la zona como la palma de su mano, por lo que saben que Teje y Maneje (Ponzano,16) renta, y mucho. Esta taberna urbana es perfecta como punto de encuentro para citar a los amigos, nadie va a ponerle objeciones. Su oferta gastronómica es para todos y es perfecta para picotear porque combina sabores clásicos con otros más cosmopolitas: tienen desde fingers de pollo a croquetas, pasando por el Bao-cata, una versión oriental del bocata de calamares con mahonesa wasabi y cilantro.

 

 

Si quieres que la noche sea un éxito desde el primer momento y que nadie cumpla eso de “la primera y a casa”, toma nota de las recomendaciones de nuestros bloggers. No fallan.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º