Bloggers / Todos recomiendan...

Los mejores menús del día

Dejemos a un lado los prejuicios, porque aunque el menú del día sea (aparentemente) una combinación económica pero gastronómicamente poco atractiva, hay bares y restaurantes que se han propuesto darle un giro de 360 grados. Por supuesto, los hemos encontrado y, cómo no, los hemos saboreado para comprobar que se trata de alternativas perfectas para esos foodies inquietos que, como nosotros, nos vemos obligados a comer fuera de casa con frecuencia. Con esta selección van a disfrutar a diario como si todos los días fueran un fin de semana gourmet.

 

eat&love. Casa Fidel, el menú de toda la vida en Malasaña

 

Dicen por ahí que las mesas con mantel ya no se estilan y que el menú del día es cosa del ayer. Sea como sea, de cuando en cuando a uno le entra el antojo de lo sencillo, de esa cocina casera sin grandes pretensiones que quizá no gane nunca una estrella Michelín, pero que toca el corazón. Cuando eso sucede, no hay mejor que dejarse caer por Casa Fidel (Calle el Escorial, 6 ) a catar su menú del día. No te esperes alardes creativos: aquí manda el buen producto y las elaboraciones de toda la vida. Un arroz a la cubana con su huevo frito, un pollo asado como el de mamá… y, de postre, delicias caseras de las de siempre: flan de huevo, natillas (con galleta)… Todo en un ambiente castizo (manteles de hule con ese toque modernete que tienen siempre los locales malasañeros) que tanto nos gusta.

 

ealcasafidel2-634x357

 

Gastronomistas. La Pilla, con burger a diario

 

El sol se cuela cálidamente cada mediodía a través de los grandes ventanales de La Pilla (Almagro, 3), a tiro de piedra de Alonso Martínez, y el menú que ofrecen no solo es variado sino que tiene un precio imbatible. ¿Tipo de cocina? Mediterránea, con algunos guiños originales que lo hacen diferente y platos como Gazpacho de frutos rojos, Crema de guisantes, menta y jamón, o Curry de cordero. La propuesta rota semanalmente, excepto en el menú burger, que siempre está disponible. Si se cuenta con poco tiempo (o menos hambre) hay posibilidad de pedir medio menú, y cuando el tiempo lo permite, su terraza es un verdadero placer. Más si es en compañía de unas cañas.

 

gastronomistasla-pilla_001-copia

 

Madrid Cool Blog. Diurno, la versión moderna del plato combinado

 

Desde que abrió en 2007, Diurno (San Marcos, 37) demuestra a propios y extraños que en Chueca también se vive de día. Y se come. El local tiene un rollo cosmopolita con un poquito de postureo que no choca con ofrecer un buen menú,  sabroso y completo. Su propuesta es presentar aperitivo, entrante y principal a la vez; como un plato combinado de los 80 pero cambiando el huevo frito y la croqueta por ingredientes de calidad y recetas elaboradas con mucho estilo. Mi elección: guiso con rape y gambón rojo, quinoa real (también roja) con setas y merluza al horno, rematado con una crema de limón (tranquilo, el postre sí lo separan en un plato aparte). Cocina mediterránea con un toque ecléctico, castizo y cool. Sí señor, como a mí me gusta.

 

madrid-cool-blog-diurno-mahoudrid-menu-dia-634x357

 

Madrid Diferente. Taberna Badila, casa de comidas versión gourmet

 

Después de años pateando la ciudad, sabemos que cuando uno va en busca de menú del día, indirectamente persigue tres cosas: una comida completa, a precio asequible y en tiempo récord. ¿Imposible? No para nosotros, que hemos encontrado en Badila (San Pedro Mártir, 6), uno de los menús del día que cumplen religiosamente con esos requisitos. Y le añadimos uno más: gourmet. Porque en esta casa de comidas de Lavapiés le han dado un giro a los platos más tradicionales sumándoles cierto toque de vanguardia, pero sin olvidar ese inconfundible toque casero: Raviolis rellenos de setas con mejillones al vapor, Carrillada de cerdo asada con salsa de vino tinto y zanahoria, o Estofado de ternera blanca con guisantes, son algunos de los 16 platos que suelen ofrecer en su pizarra y que atrae de lunes a domingo, y durante las noches de los viernes y sábados, a vecinos y llegados de otras zonas de la ciudad. De postre, tartas caseras entre otras delicias, y para pasar el trago, unas cañas, como debe ser.

 

badila-menu-del-dia-03-copia

 

Madrid Seduce. Amargo Place To Be, menú fresco y malasañero

 

En la esquina de la Calle del Pez y la Corredera Baja de San Pablo se encuentra un moderno y cálido local que alberga planes muy interesantes. Amargo Place To Be (Calle del Pez, 2) es un restaurante con un delicioso menú del día, basado en la cocina internacional con toques creativos. El salmorejo cordobés de la casa, muy sabroso y en su punto, abre el camino a un jugoso salmón al horno con ensalada de wakame y lágrimas de lima; el broche final lo da una esponjosa tarta de zanahoria ¿El maridaje? Con un tercio de cerveza fresquita. Todos los platos reflejan una cocina llena de frescura, que apuesta por los buenos productos y los guiños viajeros. Además, su versátil espacio, aguarda un sótano abovedado en el que se dan cita diversas actividades artísticas. Todo un acierto.

 

mseducefoto-platos2

 

Me Gusta mi barrio. Verbena: espíritu castizo, sano y malasañero

 

Si lo piensas, el menú del día es poco atractivo: tan copioso, tan poco cuidado, tan artificial… Así es en muchos sitios, menos en Verbena Bar (Velarde, 24). En esta taberna festivalera, colorista y vibrante se ofrecen platos castizos revisitados, como los que podría hacer tu madre en casa. Buenas recetas con sabores tradicionales pero modernizados conviven con especialidades más internacionales, para no aburrir a una clientela fiel y variada. Y lo presentan en un solo plato, como el delicioso bocata de albóndigas con salsa de almendras, pero que puedes acompañar con una crema o un sopa por un pequeño suplemento. ¡Ah! Y os cuento un secreto: el lugar más cotizado para comer es la barra, por el buen ambiente que se crea entre completos desconocidos. Amistades para siempre entre bocados caseros.

 

mgmbverbena-12-copia

 

Secretos de Madrid. Yoka Loka, un secreto oriental en un mercado castizo

 

Una de las propuestas gastronómicas más especiales y auténticas que se pueden vivir en Madrid es la que nos brinda el diminuto restaurante japonés Yoka Loka (Santa Isabel 5), encajonado en la planta baja del Mercado de Antón Martín. Manteniendo el espíritu de las ikazayas, esas maravillosas tabernitas niponas, en este local se sirve uno de los mejores sushis de la capital y, entre semana, se puede comer un recomendabilísimo menú del día. Se acompaña de una sopa de miso como entrante, y como planto principal, un chirashi variado, que consiste en un cuenco de arroz cocido sobre el que se disponen tiras de sashimi de atún, salmón y pez escolar y, por supuesto, puedes elegir cerveza para beber. ¡Una propuesta súper sabrosa y en un local con un espíritu totalmente distinto! Creerás estar comiendo en cualquier galería del delirante Tokio.

 

sm_yokalokaimg_1022-copia

 

 

 

·

Te recomendamos...