El Imparcial

Localización

Calle Duque de Alba, 4 - Madrid

Metro Tirso de Molina

Horario: L-D de 9:00 a 02:00h

Contacto: 917 958 986

Impresiona, por su amplitud y su diseño, El Imparcial. Un elegante y luminoso bar-restaurante situado en Duque de Alba; una calle estrecha que comunica la Plaza Tirso de Molina con el Rastro. Deslumbra un edificio histórico–esos suelos, esos techos, esa escalera– perfecta y respetuosamente renovado que en su día fue la rotativa de El Imparcial; el diario de corte liberal fundado en 1867 por Eduardo Gasset y Artime, periodista, político y abuelo de insigne Ortega y Gasset. Dividido en dos plantas: la de pie de calle se nos antoja ideal para tomarnos unas cañas en su barra, mientras ojeamos alguna revista o libro de su tienda y la planta superior que la planta superior que cuenta con un enorme salón perfecto para olvidarnos del reloj y dos apartados, idóneos para una cena más íntima con amigos y amigas y disfrutar de lo que tengamos a bien porque si hay algo que define al Imparcial es la variedad y  la versatilidad de su oferta.

 

Desayunos, aperitivos,menús, cafés, meriendas, cenas, cócteles y cervezas nocturnas,  y eventos culturales.  Su carta es dinámica, divertida, local y cosmopolita, y tiene el debido equilibrio entre bocados y platos de nuestra gastronomía: patatas bravas, croquetas de jamón ibérico o rabo de toro, bocadillo de calamares, verduras a la parrilla con miso y romesco, pulpo a la brasa o secreto ibérico con migas y uvas… Y otros de corte internacional como las pizzas, la burrata fresca con tomate confitado, la ensalada César, el risotto con setas, batata y trufa, el tartar de atún de rojo o el sashimi de salmón noruego…. Pasen, vean y disfruten.

 

Localización

Calle Duque de Alba, 4 - Madrid

Metro Tirso de Molina

Horario

L-D de 9:00 a 02:00h

Contacto

917 958 986

Impresiona, por su amplitud y su diseño, El Imparcial. Un elegante y luminoso bar-restaurante situado en Duque de Alba; una calle estrecha que comunica la Plaza Tirso de Molina con el Rastro. Deslumbra un edificio histórico–esos suelos, esos techos, esa escalera– perfecta y respetuosamente renovado que en su día fue la rotativa de El Imparcial; el diario de corte liberal fundado en 1867 por Eduardo Gasset y Artime, periodista, político y abuelo de insigne Ortega y Gasset. Dividido en dos plantas: la de pie de calle se nos antoja ideal para tomarnos unas cañas en su barra, mientras ojeamos alguna revista o libro de su tienda y la planta superior que la planta superior que cuenta con un enorme salón perfecto para olvidarnos del reloj y dos apartados, idóneos para una cena más íntima con amigos y amigas y disfrutar de lo que tengamos a bien porque si hay algo que define al Imparcial es la variedad y  la versatilidad de su oferta.

 

Desayunos, aperitivos,menús, cafés, meriendas, cenas, cócteles y cervezas nocturnas,  y eventos culturales.  Su carta es dinámica, divertida, local y cosmopolita, y tiene el debido equilibrio entre bocados y platos de nuestra gastronomía: patatas bravas, croquetas de jamón ibérico o rabo de toro, bocadillo de calamares, verduras a la parrilla con miso y romesco, pulpo a la brasa o secreto ibérico con migas y uvas… Y otros de corte internacional como las pizzas, la burrata fresca con tomate confitado, la ensalada César, el risotto con setas, batata y trufa, el tartar de atún de rojo o el sashimi de salmón noruego…. Pasen, vean y disfruten.

 

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º