Bloggers / Todos recomiendan...

6 brunch que nos hacen adorar los fines de semana

Bendito ese momento en el que los brunch aterrizaron en nuestros domingos. En los últimos años hemos podido ver cómo se han multiplicado en la ciudad los locales que ofrecen este generoso almuerzo durante el fin de semana. Los hay tradicionales, con los obligados huevos benedictinos como plato estrella; otros más innovadores, que incluyen platos más castizos o exóticos; y otros más healthy, donde predominan la fruta y platos ligeros. Y es que, ¡cuánto nos gusta remolonear en la cama los findes e ir directos a tomar un buen brunch! De hecho, tenemos claro cuáles son nuestros brunch favoritos para empezar el día y después dejarnos fluir con unas cañas y buenos amigos. ¡Ahí van!

 

Maricastaña y La Revoltosa, brunch al ladito de Gran Vía

 

Los más urbanitas, los que disfrutan del bullicio del Centro, tienen a tiro dos propuestas infalibles. Por un lado, tenemos Maricastaña (Corredera Baja de San Pablo, 2), un acogedor local frente a Teatro Lara que se hace ideal para pasar los mediodías del fin de semana. Más si tenemos en cuenta su brunch -disponible sábados, domingos y festivos, de 11 a 14h- tan completo como apetecible ¿Sus opciones? Además del café, zumo y las obligadas tostadas, ofrecen unos Huevos benedictinos con lacón que llegan a la mesa con una salsa holandesa de chuparse los dedos. Además, los acompañan de unas patatas fritas caseritas muy apetecibles. Y si este plato tan british no es tu fuerte, en Maricastaña también tienen pancakes dulces o bagels salados.

 

Algo menos convencional es el desayuno tardío que preparan en La Revoltosa (Plaza del Rey, 4). Esta luminosa taberna se proclama defensora los sabores y costumbres más tradicionales. Fieles a esta filosofía, su almuerzo incluye desde la clásica tostada con tomate y aceite de oliva, a uno huevos fritos o revueltos con bacon. Pero hay más: su bocata de jamón, también disponible cualquier día de la semana, está de vicio, más si lo haces acompañar de esas cañas que tan bien saben tirar aquí.

 

 

 

La Infinito y Charlotte, dos clásicos (muy económicos) para ir de brunch

 

Si crees que ir de brunch es algo del fin de semana, La Infinito (Tres Peces, 22) te hará cambiar de idea. Estamos ante una cafetería preciosa repleta de libros -de intercambio- en pleno Lavapiés que destaca por su famoso Brunch Infinito, que cuenta con frutas de temporada, krunchy BIO, yogurt y pan artesano que, desde 8€, puedes acompañar con una caña todos los días de 10 a 15h. También puedes montarte tu propio Brunch con panes y tostadas, huevos -revueltos o poché-, jamón ibérico, muesli, tostadas de aguacate, entre otros. Y además cuentan con opciones veganas. Por solo 14€ cada tercer domingo del mes hay “Brunch Musical”, para disfrutar de grandes bocados con música jazz-soul en directo. Plan total.

 

Charlotte (Trafalgar, 8) es un local coqueto y encantador que cuenta con varias sedes en la capital. Abre durante todo el día pero te sorprenderá su propuesta para la hora del brunch, donde el pincho de tortilla, las tostadas -con tomate o mermelada- y las tartas -como la tarta de zanahoria y la de chocolate- son los must de la carta. Sin duda, la forma perfecta de comenzar el día y solo desde 5€. ¡Imposible no querer pecar con estos dulces!

 

Ganz Café y Tándem, brunch muy top en el Barrio de las Letras

 

Ganz (Almadén, 9) tiene cuatro letras, como “amor”, y es por algo: el brunch de este ideal bistrot en Huertas es uno de los de mejores en relación amor / precio de “los Madriles”. Todo en Ganz respira cariño: el local -bonito a más no poder-, lo majos y remajos que son ellos (te harán sentir como si estuvieras desayunando en el salón de tu casa) y, por supuesto, la calidad de su propuesta. ¿Y qué tiene su brunch, que nos tiene locos? Para empezar, una sección golosa fetén que incluye bizcochos caseros de ‘Un bizcocho para Teo’, mini croissants hechos a mano por ellos mismos, pan de centeno y mermeladas caseras; para seguir, un plato fuerte que podrás elegir entre míticos como los huevos Benedict u otros más actuales como la mini hamburguesa de vacuno con cheddar, el plato de carpaccio de ternera, la ensalada de pollo o la tosta de huevo poché con espinacas y bacon. Puedes disfrutarlo los domingos y, si no estás para esperar al último día de la semana y te mueres de ganas por hincarle el diente, los sábados (eso sí, reserva con tres o cuatro días de antelación, ¡porque se llena rapidísimo!).

 

Todo lo que los chicos de Triciclo tocan se convierte en oro, y Tándem (Santa María, 39) no es una excepción. Este pequeño y coqueto local sirve unos brunch geniales y originales que, además, puedes configurar paso a paso. ¿Tienes hambre? Hazte la “carrera” completa. ¿No? “Corre” solo unos pocos pasos. Sea como sea no pagarás más de 25 euritos.

 

¿Y cómo es el brunch de Tándem?, te estarás preguntando. Pues te lo chivamos: para empezar a abrir boca puedes elegir entre frutas, croissant, yogur o tostadas (en versión dulce o salada); para seguir, que no falten los huevos (servidos a tu gusto con el acompañamiento que elijas); continuamos con un plato fuerte, como su ensalada César (épica), su bocata de pan chino al vapor (memorable) o su ensaladilla rusa y acabamos con una ración de tarta casera.

 

·

Te recomendamos...