Dónde comer con un vegetariano

Puede parecer una misión imposible, pero localizar un restaurante para ir a comer o cenar con un amigo vegetariano no tiene por qué ser difícil. La oferta gastronómica de Madrid es tan diversa, que cualquiera puede sentirse cómodo con cartas en las que se combinan los platos de huerta y los ingredientes vegetarianos con otros más pensados para paladares carnívoros. Eso sucede con estos siete restaurantes en los que ni vegetarianos ni carnívoros van a poder resistirse.

 

eat&love. Azul de Fúcar, donde las burgers no llevan carne
Nos encanta perdernos por el barrio de Las Letras una mañana de domingo cualquiera, mientras el sol se cuela entre sus calles y nos invade ese hambre visceral de tanto caminar. Y, como si el barrio hubiese escuchado el rugido de tripas, aparecemos en El Azul de Fúcar (Calle Fúcar 1), un rincón súper cálido, luminoso y acogedor, donde trabajan con el mimo y la sencillez lógica de una cocina pequeña: pocos platos, pero bien hechos. Y es que se rigen por lo natural, el pequeño productor y las elaboraciones propias, sobre todo, vegetarianas. Por eso, pronto caímos con una cerveza bien fría en compañía de sus dos hamburguesas de la carta: calabaza y avena -asada al horno, con pan de pita y espinacas, olivada y salsa de tomate casera- y setas y avena -entre pan brioche y con una salsa muy ligera de ajo asado, tomate y brotes secos-. Una auténtica delicia. ¿Quién dijo que una buena hamburguesa debía llevar carne?

 

 

Gastronomistas. Mama Campo, de la huerta a la mesa
Colmado ecológico, taberna y restaurante. La filosofía verde de Mama Campo (Plaza de Olavide, 15) lo sitúa como una de las opciones más interesantes de la capital en materia vegetal y no podía faltar en una selección como la que aquí nos ocupa. La agricultura ecológica nutre la carta de su cálido espacio gastronómico, que ya es todo un referente en la madrileña plaza de Olavide. Ensalada de quinoa roja con verduritas y mango, gazpacho de tomate y remolacha o croquetas de manzana y puerro son solo algunos de los platos que ofrece. Además, los que busquen algo más que verde encontrarán otras opciones, igual de deliciosas, con productos de ganadería eco y pequeños productores. Y así, todos contentos.

 

 

Madrid Cool Blog. La china mandarina, el veggie asiático del Rastro
Incluso en zonas tan castizas como el Rastro de Madrid es posible encontrar rincones donde carnívoros y vegetarianos disfruten, cerveza en mano, de platos deliciosos. Un buen ejemplo de ello es La China Mandarina (Plaza del Cascorro 17). Tienen cocina mediterránea con tintes asiáticos donde la burger vegana de soja convive con la de panceta e Idiazábal, combinaciones que lo convierten en un restaurante fetén. Yo probé las gyozas de verduras, coca de bimis con pan sacro y ensalada de espinaca con noodles. Deliciosos. Y como su cocina es non-stop, da igual que comas tarde o hagas merienda-cena, te esperan con una sonrisa y los brazos abiertos.

 

 

Madrid Diferente. Serafina Cocina, mucha tradición y productos de huerta
Un consejo: si el grupo de amigos con el que quieres salir a comer o cenar es heterogéneo, hay que elegir sitios con cartas variadas y para casi todo tipo de públicos. Como Serafina Cocina Bar (Espoz y Mina, 4), todo un acierto si, además, entre tus amigos hay un vegetariano, pues aunque el restaurante no está especializado en este tipo de cocina, sus propuestas giran en torno a la cocina casera, tradicional y de mercado, prestando especial atención a los productos frescos y de la huerta. Con ellos elaboran platos tan suculentos como la Escalibada templada de verduras con salsa romescu, la Cazuela de provolone al horno relleno de setas y cebolla confitada, Salmorejo cordobés con aceite de oliva y ensaladas, como la de burrata con tratar de tomate. Eso sí, los no vegetarianos deberían probar sus croquetas de jamón ibérico, posicionadas entre los primeros puestos de las mejores de Madrid.

 

 

Madrid Seduce. Reineta, un vegetariano con sabores caseros
En una pequeña calle del Barrio de las Letras, se encuentra Reineta (Infante 5). Un restaurante que abrió sus puertas en febrero de 2017 para ofrecer una carta vegetariana y plena de sabores caseros. Y así es como conquista a todos los paladares. Sus albóndigas vegetales sobre un guiso de verduras y tomates se han convertido en uno de sus platos míticos, al igual que su lasaña de lentejas y espinacas, o la hamburguesa vegana de garbanzos y remolacha, todos ellos platos ideales para maridar con una cerveza. Trabajan con ingredientes cien por cien naturales y sin aditivos químicos, productos frescos y cuidadosamente seleccionados que hacen de su cálido espacio un pequeño reino de la vida en calma y del amor hacia lo saludable.

 

 

Me Gusta mi barrio. Bolero Meatballs, albóndigas deliciosas para todos
¿Ir con un amigo vegetariano a un sitio especializado en albóndigas y cuyo nombre propio es ‘meatballs’? Sí, no estoy loca. Es más, voy a compartir un secreto: Bolero Meatballs (Conchas, 4), es un bar irreverente, moderno y divertidísimo con un ambientazo único y en donde comer un plato exclusivo, el mejor bocadillo de albóndigas veganas de la ciudad. Hechas de quinoa y arroz, su textura se asemeja tanto a la carne que hasta los más carnívoros picarían. Además, se acompaña de una espesa y rica salsa que realza los sabores. Los más clásicos celebrarán el bocata de la abuela con albóndigas de ternera y los más atrevidos gozarán con el asiático, de cerdo y especias. Para todos los gustos y con las mejores cervezas.

 

 

Secretos de Madrid. Maricastaña, propuesta saludable en pleno Tribal
Un punto fuerte del panorama gastronómico madrileño es la versatilidad que ofrecen algunos de sus restaurantes. Seguro que os ha ocurrido en alguna ocasión que vais a cenar con varios amigos y uno de ellos es vegetariano. Por suerte, siempre existen locales como Maricastaña (Corredera Baja de San Pablo 12), un local arrebatadamente acogedor donde se tiene muy en mente a este público de manera explícita, pues en su menú tiene reservados unos cuantos platos aptos y pensados para ellos, como los tomates verdes fritos, los rollitos vietnamitas con verdura y mango o la ensalada de quinoa. Opciones vegetales y muy deliciosas, como el resto de su carta.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º