Plan

Sitios bonitos cerca de Madrid que debes visitar sí o sí

Por Mahoudrid 8 febrero, 2024

Ciudades Patrimonio Mundial, pueblos amurallados, caprichos de reyes o cardenales, pequeñas villas en las que el tiempo se detuvo… ¿Buscas un plan para pasar el día o hacer una escapada de fin de semana? Hay muchos sitios con encanto cerca de Madrid para disfrutar del paisaje, de la historia, de un paseo y de unas cañas de Mahou con los amigos o la pareja. Prepara la mochila, que nos vamos.

Sitios y pueblos bonitos a visitar en Madrid

San Lorenzo de El Escorial: la octava maravilla del mundo

Felipe II lo edificó como símbolo de un imperio en el que no se ponía el sol. Monasterio, palacio y cripta de los reyes de España, contiene tesoros como la sala de las batallas o la biblioteca. Completa el plan con un paseo por el bosque de La Herrería o la Silla de Felipe II, un peñasco con espectaculares vistas. Para los montañeros, subida a Las Machotas o al Abantos.

Y para todos, un casco histórico precioso lleno de vida, buen ambiente y mejor gastronomía. Sorprende a tus amigos con unas cañas de Mahou con vistas al Monasterio en la Taberna del Corcho; en El Sol Sale para Todos acompáñalas de sus famosas revolconas; en Las Viandas prueba su bacalao gratinado; en el Ku4tro disfruta las Mahou con sus judiones de La Granja; y en Paco Pastel tenéis que probar sus hamburguesas de montaña.

Alcalá de Henares: ciudad universitaria

Los romanos fundaron aquí Complutum hace dos mil años. El Cardenal Cisneros erigió hace más de 500 una de las primeras universidades de España y Cervantes nació en la Calle Mayor. En la puerta de su casa te esperan el ingenioso hidalgo y su escudero para el selfie de rigor. El Museo Arqueológico Regional guarda espectaculares mosaicos romanos y toda la prehistoria e historia de la Comunidad de Madrid.

Entre tanta visita, conviene reposar con unas cañas, unas tapas y una buena charla con los amigos. Frente a la Universidad está el Complutum Hostel para tomar unas Mahou con auténtico ambiente estudiantil. En la terraza del Aire Sky Bar tenéis unas vistas espectaculares además de monólogos, conciertos y sesiones de electrónica en el Tardeo Aire by Mahou. Perfecto para un plan de día cerca de Madrid, ¿verdad?

Aranjuez: el palacio campestre de los reyes

A Felipe II le debió parecer poca cosa la obra de El Escorial porque, sin acabarla, se metió en otra: el Palacio de Aranjuez. Este lo dedicaría al disfrute campestre en la fértil vega donde el Jarama se une al Tajo. Así, convirtió Aranjuez en una gran villa de inspiración italiana.

Si la visita al palacio te deja con la boca abierta, ya verás el museo de falúas, unas enormes góndolas con las que el rey y la corte navegaban por el río. Pasear por los jardines es una experiencia para los sentidos. Reparte los paseos con los merecidos descansos en torno a unas Mahou y unas tapitas en el centro de la villa.

Chinchón: una de las plazas más bonitas de España

Es uno de los pueblos más bonitos de España y presume con orgullo de su monumental Plaza Mayor. Sus balcones acogen las mesas de los restaurantes en los que disfrutar un buen lechazo, torta de chicharrón, judías chinchoneras o verduras de la vega acompañadas de unas Mahou y buenos amigos. Para hacer la digestión, nada mejor que un paseo por los monumentos más destacados: el Lavadero, la Torre del Reloj, la Casa de la Cadena, el Monasterio de los Agustinos (hoy Parador Nacional) y el Castillo de los Condes. Sin duda, uno de los pueblos cerca de Madrid que visitar de vez en cuando. ¿Te apatece visitar más pueblos por el sur de Madrid? Aquí tienes algunas ideas.

Rascafría: a los pies de las cumbres de Madrid

Las cimas de Peñalara y Dos Hermanas se alzan a 2.400 metros de altura detrás de la inconfundible silueta del Monasterio del Paular y sus más de seis siglos de historia. Después de asombrarte con su retablo tallado en alabastro y su transparente, una de las mejores obras del barroco español, sal a disfrutar de la naturaleza.

Cruza la carretera al Puente del Perdón. Si el calor aprieta reta a tus amigos a un baño en las refrescantes aguas de la piscina fluvial de Las Presillas. ¿Quién se atreve al primer chapuzón? Si preferís un breve paseo, id al lago del bosque finlandés. Si optáis por senderismo, a las Cascadas del Purgatorio. En Pinilla del Valle, emprended un viaje en el tiempo: hace 100.000 años este era el Valle de los Neandertales. Aquí, esta extinta especie humana cazó hienas, leones, osos y ciervos.

Después de tanto paseo, tomad unas merecidas Mahou en las terrazas y bares de Rascafría. Para comer o cenar, ¿habéis probado la carne de la Sierra de Guadarrama? La carnicería Granero lleva más de cien años vendiéndola y tiene el premio a la mejor hamburguesa de 2019. No es para menos, ya que la elaboran con… ¡cerveza! Los golosos encontrarán su paraíso en la chocolatería artesana San Lorenzo, donde puedes ver cómo elaboran el chocolate mientras lo compras.

Buitrago de Lozoya y Talamanca del Jarama: dos pueblos amurallados

Siguiendo el Lozoya nos vamos a la Sierra Norte de Madrid, hasta Buitrago, donde el río embalsado compone una sinfonía de agua y piedra con las murallas. Los Mendoza le dieron todo su esplendor en los siglos XV y XVI. Visita sus murallas y el museo Picasso. El genio malagueño regaló a su barbero, Eugenio Arias, un montón de objetos, obras y bocetos. Al regreso del exilio, Eugenio las donó a su pueblo. Si quieres un plan perfecto para el verano, avisa a tus amigos y pasad el día en la piscina más grande de España, la de Riosequillo.

A media hora en coche de Buitrago hay otro pueblo amurallado: Talamanca del Jarama. Conserva dos puertas y varias torres del siglo XII y es obra de Muhaminad I, el fundador de Madrid. La joya de este pueblo es el Ábside de los Milagros, románico mudéjar del siglo XIII. ¿Sabías que este pueblo pudo ser capital de España? Felipe II dudó entre Madrid y Talamanca.

Horcajuelo de la Sierra, La Hiruela y Patones de Arriba: arquitectura rural

Si buscas planes en la sierra de Madrid y te gusta la arquitectura rural, tienes que visitar Horcajuelo de la Sierra y la Hiruela en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón. Sus calles empedradas conservan corrales, cobijos de pastores y otros ejemplos de arquitectura popular antigua. Visita el museo etnográfico de La Hiruela y su molino de harina. Cerca está el hayedo de Montejo de la Sierra, uno de los bosques de hayas más al sur de Europa.

De regreso hacia Madrid, encontramos el mejor ejemplo de arquitectura negra de la comunidad: Patones de Arriba. El tiempo se detuvo en sus empinadas calles y en sus tradicionales casas construidas con lajas de pizarra negra. Cuenta la leyenda que una pintoresca monarquía visigoda sobrevivió a la dominación musulmana oculta en este rincón. Hoy, el pueblo está lleno de bares y restaurantes. No es para menos: el entorno invita a disfrutar de una Mahou y una buena cena con los amigos o tu pareja.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Turismo Patones (@patonesturismo)

Torrelaguna: la villa de Cisneros

A 15 minutos de Patones de Arriba está Torrelaguna. Aquí nació en 1436 el poderoso Cardenal Cisneros. Disfrutad de una Mahou en las terrazas de su Plaza Mayor, frente al ayuntamiento renacentista y entrad a la iglesia de Santa María Magdalena. Si impresiona por fuera, más aún por dentro. Es el mejor templo gótico de Madrid.

Pasead por sus calles con la mirada atenta: hay antiguos palacios de piedra con escudos nobiliarios, restos de la muralla con dos puertas y una atalaya, la antigua Alhóndiga, fuentes, cruceros…

¿Qué te parece? Son once pueblos para visitar lo mejor de Madrid. Planazos de día o de fin de semana para disfrutar de la naturaleza, el ocio, la historia de toda nuestra Comunidad y de unas Mahou con los amigos.