La falda de Lavapiés

Localización

Calle Miguel Servet, 4 - Madrid

Metro Lavapiés

Horario: M-S de 13:00 a 24:00; D de 13:00 a 17:00h

Contacto: 911 688 096

Hay lugares que tienen la chispa y la magia del pasado, como es el caso de este bonito bar-restaurante, situado en el corazón de Lavapiés. Un espacio emblemático que fue fundado ni más ni menos que en 1902 como almacén de licores bajo del nombre de Casa Equilino y que hoy en día gestionan Xan y Claudia con muy buena mano y mucha simpatía.

 

Dividido en dos espacios: el de la entrada es una hermosa, luminosa y amplia barra con mesas; y la coqueta sala del fondo, idónea si buscamos algo más de intimidad. Cocina tradicional puesta al día: este es el propósito de esta moderna taberna que cuenta con una carta breve, pero llena de platos con mucho sabor. Las costillas de cerdo asadas a baja temperatura con salsa hoisin y el pulpo a la parrilla con espuma de patata ahumada son dos opciones ganadoras.

 

Aunque las croquetas de jamón ibérico, las berenjenas con miel, los rollitos vietnamitas, el milhojas de escalivada con sardina ahumada, la hamburguesa de cebón o el ceviche de pez mantequilla con fruta de la pasión merecen igualmente toda nuestra admiración. Los más lamineros encontrarán también suficientes argumentos para repetir visita si prueban su deliciosa tarta de lima o su coulant de chocolate.

 

 

Localización

Calle Miguel Servet, 4 - Madrid

Metro Lavapiés

Horario

M-S de 13:00 a 24:00; D de 13:00 a 17:00h

Contacto

911 688 096

Hay lugares que tienen la chispa y la magia del pasado, como es el caso de este bonito bar-restaurante, situado en el corazón de Lavapiés. Un espacio emblemático que fue fundado ni más ni menos que en 1902 como almacén de licores bajo del nombre de Casa Equilino y que hoy en día gestionan Xan y Claudia con muy buena mano y mucha simpatía.

 

Dividido en dos espacios: el de la entrada es una hermosa, luminosa y amplia barra con mesas; y la coqueta sala del fondo, idónea si buscamos algo más de intimidad. Cocina tradicional puesta al día: este es el propósito de esta moderna taberna que cuenta con una carta breve, pero llena de platos con mucho sabor. Las costillas de cerdo asadas a baja temperatura con salsa hoisin y el pulpo a la parrilla con espuma de patata ahumada son dos opciones ganadoras.

 

Aunque las croquetas de jamón ibérico, las berenjenas con miel, los rollitos vietnamitas, el milhojas de escalivada con sardina ahumada, la hamburguesa de cebón o el ceviche de pez mantequilla con fruta de la pasión merecen igualmente toda nuestra admiración. Los más lamineros encontrarán también suficientes argumentos para repetir visita si prueban su deliciosa tarta de lima o su coulant de chocolate.

 

 

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º