Dónde echarse unas cañas (con tapa) antes de ir a un concierto

Cuando quedamos para ir a un concierto, no somos de los que van directamente al lugar del evento a hacer cola y esperar sin más a que llegue la hora de apertura. No. Nosotros somos más de esos a quienes les gusta ir calentando motores, quedando con los amigos en las proximidades del lugar del concierto para tomar unas cañas previas. Y eso en Madrid es muy fácil de resolver porque, por suerte, son muchas las salas de música en directo. Hemos seleccionado cuatro de las más conocidas de la capital y hemos ido por sus alrededores para localizar los bares que los rodean y que son los más adecuados para tomar esa primera ronda. Porque ahí es donde empieza todo: en el bar.

 

Taberna La Gaditana, un patio andaluz junto al Palacio de los Deportes

 

El Wizink Center -aunque para nosotros siempre será el Palacio de los Deportes de la Comunidad- es uno de los epicentros para grandes eventos musicales. Artistas internacionales, bandas míticas y estrellas emergentes pasan, antes o después, por su escenario. Y así es desde 1960, año en el que se inauguró la primera edificación hasta la fecha.

 

Durante estas casi seis décadas, el ritual pre-concierto se repite cada día que hay nueva actuación: los alrededores se llenan de gente llegada de todas partes, no solo de la ciudad sino del país e incluso del extranjero-. Y claro, después de tantos años, los bares de la zona, los míticos, ya están acostumbrados a ese trajín, viviendo las horas previas a un ritmo más que acelerado. Algo así sucede en la Taberna La Gaditana (Lombia, 6), uno de los bares más auténticos del barrio, de clarísima inspiración andaluza y que puede presumir de ser una de las tabernas en las que mejor se tiran las cañas. En carta, especialidades muy del sur: desde atún de Barbate a gambas, tortillitas de camarones y frituras de pescaíto. Solo por eso, merece estar en esta selección de bares para ir antes de un concierto.

 

 

Lata Tapa, para ir de conservas junto a la Sala El Sol

 

La Sala El Sol es una de las favoritas entre el público menos mainstream de la capital. Y es que este local mítico de la calle Jardines, que lleva en pie desde la época de la Movida, es conocido sobre todo por su apuesta por las bandas emergentes de todo el mundo. De hecho, muchas eligen este escenario madrileño como punto de partida y presentación ante el público nacional.

 

Y, como era de esperar, son muchos los bares que lo rodean, cada uno especializado en propuestas diferentes: desde  bocadillos y raciones, a tapas más elaboradas. Se nota que estamos junto a una de las zonas más turísticas de la capital, la Puerta del Sol, por lo que no resulta difícil encontrar un sitio especial para ir a tomar esas cervezas previas al concierto. Hoy nos fijamos en Lata Tapa (Montera, 32), una taberna muy actual que ha llevado hasta la zona la tendencia de las conservas gourmet. Aquí trabajan solo con las de Broto, reconocida por sus productos de calidad: navajas, mejillones, berberechos, zamburiñas, pulpo, chipirones…. con el aliciente de estar presentados con elaboraciones sencillas para tomar en cualquier momento.

 

 

Madrid Madriz, un bar de toda la vida junto al Teatro Barceló

 

Madrid Madriz (Fuencarral, 85) es uno de esos bares que abren durante todo el día. Su barra siempre esta preparada para lo que haga falta desde la hora del desayuno hasta el afterwork, bien entrada la noche. Por eso nos parece uno de los más apropiados para quedar justo antes de ir a un concierto al Teatro Barceló, situado a solo unos metros, en la zona de Tribunal.

 

Es más. Si vais con tiempo y queréis disfrutar de una comida o cena mucho más pausada, también se puede. Porque además de la zona de barra, visible desde la calle, este bar cuenta con una planta superior en la que oculta su salón comedor con vistas a la calle Fuencarral, perfecto para tomar un menú del día o una ronda de raciones y platos combinados, acompañados, cómo no, de sus cervezas correspondientes. Pero como decimos, todo depende del tiempo de antelación que tengáis.

 

 

 

El Tren, parada y fonda antes de una sesión en Galileo Galilei

 

La zona de Arapiles-Moncloa está repleta de bares, tabernas y locales para salir de cervezas a casi cualquier hora del día. Es lo que tiene ser una de las zonas universitarias por excelencia de la ciudad. Así que no es nada complicado encontrar un sitio para tomar esas primeras rondas previas a la cita musical en Galileo Galilei, otra de las salas más míticas no solo del barrio sino de Madrid.

 

De entre todos los que hay por la zona, hoy nos quedamos con El Tren (Blasco de Garay, 47), porque se trata de un sitio algo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver: un bar que, bajo el lema de ‘parada y fonda’, ofrece mucho más que cervezas y hamburguesas. Lo suyo son los juegos de mesa, desde el Monopoly, hasta el Trivial, pasando por los tradicionales ajedrez, parchís, damas… Es, sin duda, uno de sus grandes atractivos. Aunque si vais con la hora pillada, mejor no echar ninguna partida si no queréis dejarla a medias.

 

 

                                                                                                                                           Noelia Santos

                                                  Madrid Diferente

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º