La Gastro Salvaje

Localización

Calle Ponzano, 93 - Madrid

Metro Cuatro Caminos

Horario: L de 20:00h a 23:30, M-S de 13:00 a 15:30 y de 20:00 a 23:30h

Contacto: 910 40 41 21

En la calle Ponzano se puede saborear el mundo de local en local gracias a la variedad de restaurantes y bares que cohabitan en una de las zonas gastronómicas más top de la capital. Por eso, el alabado chef Chema Soler decidió que no había un lugar mejor para ubicar La Gastro Salvaje, un restaurante de corte informal que fusiona la gastronomía mexicana con algunos tintes asiáticos y también, cómo no, cierta influencia española. Una fusión bien entendida que es reconocible incluso en el mural que preside este local de estética callejera.

 

Dentro de su propuesta gastro, hay dos partes bien diferenciadas: una que se centra en tapas y raciones y otra que pasea por los tacos mexicanos a los que incorporan un sabroso asian mood. Dentro de los primeros hay recetas 100% mexicanas como el Aguachile de gambas de Michoacán y otras que juegan más a la fusión de culturas como su Tostada de atún rojo que descansa sobre una tortilla de maíz y guacamole a la que se incorpora un aderezo de wonton frito. Dentro de su apartado de tacos, no encontraremos ninguno que siga la receta tradicional. En su lugar, creaciones como el de Calamar en tempura con kimchi o el de Cochinillo laqueado, que sigue una técnica similar a la del cocinado del pato. Una carta con claras referencias a los sabores del mundo.

Localización

Calle Ponzano, 93 - Madrid

Metro Cuatro Caminos

Horario

L de 20:00h a 23:30, M-S de 13:00 a 15:30 y de 20:00 a 23:30h

Contacto

910 40 41 21

En la calle Ponzano se puede saborear el mundo de local en local gracias a la variedad de restaurantes y bares que cohabitan en una de las zonas gastronómicas más top de la capital. Por eso, el alabado chef Chema Soler decidió que no había un lugar mejor para ubicar La Gastro Salvaje, un restaurante de corte informal que fusiona la gastronomía mexicana con algunos tintes asiáticos y también, cómo no, cierta influencia española. Una fusión bien entendida que es reconocible incluso en el mural que preside este local de estética callejera.

 

Dentro de su propuesta gastro, hay dos partes bien diferenciadas: una que se centra en tapas y raciones y otra que pasea por los tacos mexicanos a los que incorporan un sabroso asian mood. Dentro de los primeros hay recetas 100% mexicanas como el Aguachile de gambas de Michoacán y otras que juegan más a la fusión de culturas como su Tostada de atún rojo que descansa sobre una tortilla de maíz y guacamole a la que se incorpora un aderezo de wonton frito. Dentro de su apartado de tacos, no encontraremos ninguno que siga la receta tradicional. En su lugar, creaciones como el de Calamar en tempura con kimchi o el de Cochinillo laqueado, que sigue una técnica similar a la del cocinado del pato. Una carta con claras referencias a los sabores del mundo.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º