BAR LA GLORIA

Localización

Calle Noviciado, 2 - Madrid

Metro Noviciado

Horario: Ma-J de 19:00 a 24:00; V-S de 13:00 a 16:30 y de 17:30 a 13:30; D de 13:00 a 17:30h

Contacto: 910 831 401

Una mujer: la abuela Gloria, que da nombre y aporta historia al local (antes en la calle Valverde). Un lema, que ya vislumbras desde la calle San Bernardo: “Si el cuerpo te lo pide, dáselo”. Y un menú, del que destacan un cremoso salmorejo, un fragante flamenquín a la cordobesa, el popular cachopo y una paella (solo los domingos) que se pide por raciones y hay últimamente hay que reservar porque sino corres el riesgo de quedarte sin probarla. Otras delicias son la ensaladilla de bonito, las berenjenas fritas, las patatas bravas y las croquetas caseras. Prototipo de gastrobar nuevo con alma de siempre, La Gloria es un lugar encantador al que, os lo juramos, volveréis más de una vez.

 

Una vez pasada la sorprendente barra triangular de la entrada, subes hasta un salón con capacidad para unas 40 personas, o bien entras a un reservado donde pueden estar hasta 30 comensales, o si lo prefieres te quedas en el comodísimo sofá, ideal para tomar algo con un par de amistades bien escogidas. Buen sitio para eventos y cumpleaños.

Localización

Calle Noviciado, 2 - Madrid

Metro Noviciado

Horario

Ma-J de 19:00 a 24:00; V-S de 13:00 a 16:30 y de 17:30 a 13:30; D de 13:00 a 17:30h

Contacto

910 831 401

Una mujer: la abuela Gloria, que da nombre y aporta historia al local (antes en la calle Valverde). Un lema, que ya vislumbras desde la calle San Bernardo: “Si el cuerpo te lo pide, dáselo”. Y un menú, del que destacan un cremoso salmorejo, un fragante flamenquín a la cordobesa, el popular cachopo y una paella (solo los domingos) que se pide por raciones y hay últimamente hay que reservar porque sino corres el riesgo de quedarte sin probarla. Otras delicias son la ensaladilla de bonito, las berenjenas fritas, las patatas bravas y las croquetas caseras. Prototipo de gastrobar nuevo con alma de siempre, La Gloria es un lugar encantador al que, os lo juramos, volveréis más de una vez.

 

Una vez pasada la sorprendente barra triangular de la entrada, subes hasta un salón con capacidad para unas 40 personas, o bien entras a un reservado donde pueden estar hasta 30 comensales, o si lo prefieres te quedas en el comodísimo sofá, ideal para tomar algo con un par de amistades bien escogidas. Buen sitio para eventos y cumpleaños.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º