La Cueva de Tina

Localización

Calle Tintoreros, 4 - Madrid

Metro La Latina

Horario: Ma de 2:30-18:00; M-J de 12:30 a 24:30; V-S de 12:30 a 01:30; D de 12:30 a 17:00h

Contacto: 914 858 860

Junto a la Plaza de Puerta Cerrada está uno de los locales más interesantes de una zona ya de por sí única en materia gastronómica. Nos gusta su salón abovedado y su decoración en ladrillo y madera, y sobre todo un equipo encantador que hace de la experiencia algo inolvidable. ¿Por dónde empezar? Por el salmorejo de kumato con helado de aceite de oliva y crujiente de ibérico. O por la ensaladilla de la casa, que viene con caviar de olivas negras y langostino braseado. Rabas, bravas y croquetas completan las tentaciones para abrir boca. ¿Y después? Ah amigos, el risotto de hongos, boletus y trufa es un escándalo… como los tagliolini carbonara o los ravioli de carrillera, todo ello fresco y hecho en casa. Pero los platos fuertes de verdad son las carnes: el cachopo en particular, directamente desde Asturias relleno de cabrales, piquillos y jamón, o bien de trufa, manzana caramelizada y jamón.

 

También hay poderosos tartars, lomo bajo, secreto ibérico y solomillo perigord. No te quedes fuera si andas buscando un buen pescado: el tartar de salmón en tres texturas y el taco de bacalao con crema de piquillos justifica la visita.

Localización

Calle Tintoreros, 4 - Madrid

Metro La Latina

Horario

Ma de 2:30-18:00; M-J de 12:30 a 24:30; V-S de 12:30 a 01:30; D de 12:30 a 17:00h

Contacto

914 858 860

Junto a la Plaza de Puerta Cerrada está uno de los locales más interesantes de una zona ya de por sí única en materia gastronómica. Nos gusta su salón abovedado y su decoración en ladrillo y madera, y sobre todo un equipo encantador que hace de la experiencia algo inolvidable. ¿Por dónde empezar? Por el salmorejo de kumato con helado de aceite de oliva y crujiente de ibérico. O por la ensaladilla de la casa, que viene con caviar de olivas negras y langostino braseado. Rabas, bravas y croquetas completan las tentaciones para abrir boca. ¿Y después? Ah amigos, el risotto de hongos, boletus y trufa es un escándalo… como los tagliolini carbonara o los ravioli de carrillera, todo ello fresco y hecho en casa. Pero los platos fuertes de verdad son las carnes: el cachopo en particular, directamente desde Asturias relleno de cabrales, piquillos y jamón, o bien de trufa, manzana caramelizada y jamón.

 

También hay poderosos tartars, lomo bajo, secreto ibérico y solomillo perigord. No te quedes fuera si andas buscando un buen pescado: el tartar de salmón en tres texturas y el taco de bacalao con crema de piquillos justifica la visita.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º