NAP Lavapiés

Localización

Calle Ave María, 19 - Madrid

Metro Lavapiés

Horario: L-D de 13:30 a 16:30h y de 20 a 00h

Contacto: 911 250 742

Neapolitan Authentic Pizza es el eslogan que se esconde tras las siglas NAP. Y es que estas iniciales definen a la perfección el concepto que mueve este proyecto gastro ubicado en Lavapiés. NAP son pizzas napolitanas, de las auténticas, de las tradicionales, de las más puras.

 

Acostumbrados a las pizzas romanas -las más frecuentes por estos lares-, cuando probamos una pizza napolitana en NAP notamos la diferencia, y mucho. El proceso de fermentación de su masa, que se extiende durante 72 horas, da lugar a un producto elástico, ligero y, por supuesto, muy apetitoso. Después de la dedicación y el mimo con el que se prepara la masa, llega el momento de agregar los ingredientes. Con la calidad del producto por bandera es imprescindible probar su clásica Marguerita, la Regina o la Marinara, tres exponentes del ‘menos es más’ que tan bien se les da en este restaurante. La fase final, la del horneado de la pizza, se hace en su horno de leña -a la vista del comensal- a 500º durante solo 55 segundos. Después, todo listo para degustar y disfrutar en un local desenfadado decorado por el artista urbano Okuda con un mural lleno de color.

Localización

Calle Ave María, 19 - Madrid

Metro Lavapiés

Horario

L-D de 13:30 a 16:30h y de 20 a 00h

Contacto

911 250 742

Neapolitan Authentic Pizza es el eslogan que se esconde tras las siglas NAP. Y es que estas iniciales definen a la perfección el concepto que mueve este proyecto gastro ubicado en Lavapiés. NAP son pizzas napolitanas, de las auténticas, de las tradicionales, de las más puras.

 

Acostumbrados a las pizzas romanas -las más frecuentes por estos lares-, cuando probamos una pizza napolitana en NAP notamos la diferencia, y mucho. El proceso de fermentación de su masa, que se extiende durante 72 horas, da lugar a un producto elástico, ligero y, por supuesto, muy apetitoso. Después de la dedicación y el mimo con el que se prepara la masa, llega el momento de agregar los ingredientes. Con la calidad del producto por bandera es imprescindible probar su clásica Marguerita, la Regina o la Marinara, tres exponentes del ‘menos es más’ que tan bien se les da en este restaurante. La fase final, la del horneado de la pizza, se hace en su horno de leña -a la vista del comensal- a 500º durante solo 55 segundos. Después, todo listo para degustar y disfrutar en un local desenfadado decorado por el artista urbano Okuda con un mural lleno de color.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º