Bloggers / 0thfloor

Museos desconocidos de Madrid

Si estás al día con la agenda cultural sabrás que el 18 de mayo se celebra el Día Internacional de los Museos. Madrid quiere que este año vivas esta fiesta cultural a lo grande y que no te quede un museo o sala de la capital por visitar. Por ello te presentamos algunos de los espacios dedicados al arte más curiosos de la ciudad, para que además de conocer los principales museos de Madrid descubras otras originales alternativas.

Y como después de hacer un tour siempre hay que reponer fuerzas, te decimos cuáles son los mejores bares de los alrededores en los que coger energía con una caña antes del siguiente destino. ¿Preparado/a? ¡Allá vamos!

 

Del Museo de Arte Contemporáneo a cuidar el tipo con Los Delgado

 

Para calentar motores empezamos con el Museo de Arte Contemporáneo (Conde Duque,9). Este espacio se ubica en el histórico cuartel de Conde Duque y abrió sus puertas como museo hace un año. Cuenta con dos exposiciones permanentes, pero también se pueden ver exposiciones itinerantes de fotografía, escultura, dibujo o grabado. Como dato curioso, mencionar que entre sus salas se encuentra el despacho del escritor Ramón Gómez de la Serna, figura central de las vanguardias artísticas del Madrid del primer tercio del siglo XX y cuyo centro de trabajo ha sido restaurado. Ahora mismo son tres las exposiciones itinerantes que ofrece, dos ellas haciendo referencia a Madrid con los títulos ‘Pongamos que hablo de Madrid’ (un recorrido por el arte madrileño), ‘Madrid en sus escenas contemporáneas’ (cuadros de escenas de los años ochenta y noventa en la capital) y ‘Ramón y Ceesepe. Espacios para ser, espejos para crear’ (un recorrido por el taller del pintor Ceesepe). La visita al museo es gratuita y su horario es de martes a sábado de 10:00-14:00 h y de 17:30-21:00 h. Los domingos y festivos hasta las 14:00.

 

 

Después puedes tomar algo en La Taberna Los Delgado (Palma, 63), un local a pocos minutos del museo donde probar comida castiza con un toque canalla. Con grandes guiños a la cocina manchega, esta taberna reinventa recetas muy nuestras, como el cocido, a las últimas tendencias gastronómicas.

 

 

 

De la Fundación Mapfre a las conservas de El Economato

 

Seguimos con el tour y nos toca hacer parada en la Fundación Mapfre (Paseo Recoletos, 23). El edificio que alberga este museo fue construido entre 1881 y 1884 para la duquesa de Medina de las Torres y, tras múltiples obras de reestructuración y restauración, presenta actualmente un espacio dedicado a exposiciones y dividido en tres salas.

Nada más adentrarte en el museo encuentras una exposición permanente bajo el título “Espacio Miró”. Si solo quieres ver esta sala la entrada es gratuita aunque te recomendamos que compres la entrada general de 3€ (la entrada reducida son 2€). La Fundación Mapfre ofrece ahora la posibilidad de ver la exposición itinerante de fotografía de Berenice Abbott y la del fotógrafo norteamericano Anthony Hernandez. El museo está abierto de martes a sábado de 10:00-20:00 y los lunes de 14:00-20:00. Los domingos y festivos de 11:00 a 19:00.

 

 

El bar que os sugerimos después de la visita es El Economato (Belén, 5), una taberna donde las conservas son las protagonistas, así como sus cañas.

Su carta incluye cocina de taberna, con propuestas clásicas combinadas con platos más actuales. Cocina a la brasa. Ibéricos, embutidos, quesos y conservas  son las sugerencias de esta “guisotaberna” de Chueca que incorpora productos de temporada y de mercado que van variando a lo largo del año.

 

 

 

Del Museo de Artes Decorativas a tomar el aperitivo en La Esquina

 

El siguiente destino, que recibe el nombre de Museo de Artes Decorativas (Montalbán, 12) se encuentra en entre el Paseo del Prado y El Retiro. Se creó en 1912 como lugar para el aprendizaje de los artesanos, fabricantes, artistas y conocedores de las artes industriales y en la actualidad se puede ver una importante colección de arte oriental, un salón medieval, una cocina valenciana del siglo XVIII, un comedor contemporáneo, pasando por objetos de estilo gótico, renacentista, rococó, imperio y modernista. Cerámica, porcelana, vidrio, mobiliario, textiles y un largo etcétera de piezas, en su mayoría españolas, van a cautivar tu atención. A todo esto hay que añadir una exposición de jóvenes diseñadores españoles premiados por INJUVE, así como una exposición que recorre la evolución de la publicidad en la España de los años 60, ambas muy recomendables. La entrada a las exposiciones temporales es gratuita y la general de 3€ (la reducida cuesta 1,50€ y los domingos es gratis).

 

 

Una vez visitado el museo tienes que pasar por La Esquina (Huertas, 70), un bar de raciones y ambiente familiar en la calle Huertas. Cambian sus tapas cada día por lo que no hay excusa para no frecuentarlo y dejarte sorprender. Pequeñito pero acogedor, es el sitio ideal para ir a tomar cañas con amigos y saborear una buena tapa en un ambiente cercano y familiar.

 

 

De la cultura independiente de La Tabacalera a las cañas de La Fantástica

 

Llegamos al final del recorrido pero no sin antes conocer La Tabacalera, un centro cultural y de arte localizado en la Antigua Fábrica de Tabacos de Madrid (Embajadores, 53). Situada en la Glorieta de Embajadores, esta antigua fábrica ofrece una programación cultural de diversa índole, siempre apostando por nuevos talentos y exposiciones independientes. En un primer momento se destinó a ser Real Fábrica de Aguardientes y Naipes para posteriormente convertirse en Fábrica de Tabacos y Rapé en 1809 y mantuvo su utilización como fábrica de tabaco hasta finales del siglo XX. Vecinos y artistas trabajan en la actualidad por ofrecer, a todo el público que quiera, actividades como exposiciones de fotografía, vídeo, pintura o escultura; representaciones de teatro y danza; recitales de poesía y música; charlas y debates o talleres. La entrada siempre es gratuita y puedes visitarla de martes a viernes de 12:00-20:00h y sábados, domingos y festivos de 11:00-20:00h.

 

 

Para terminar, nos adentramos en La Fantástica (Embajadores,12), un bar como los de toda la vida. Sencillo y familiar, este rinconcito modesto de Lavapiés es el lugar ideal para tomar una caña y una tapa. Papas arrugás con mojo o las patatas revolconas son sus recetas más demandadas. La cocina es casera y todo se prepara ante la atenta mirada de quienes frecuentan el bar. Al pasar por delante del establecimiento, el olor a comida recién hecha conquista el corazón de todo el mundo, resultado una tentación el entrar.

 

·

Te recomendamos...