Clandestina de la Tendillas

Localización

Calle de las Tendillas, 3 - Toledo

Horario: M-J de 13:00 a 24:30; V y S de 13:00 a 01:30h

Toledo es una ciudad con reconocida fama gastronómica. Lo que fuera el antiguo restaurante Cúrcuma es desde mediados de 2016 un coqueto y agradable bar, café y restaurante situado en pleno centro histórico de la ciudad.

 

La Clandestina es un coqueto y cálido espacio decorado con sencillez y personalidad y lleno de detalles–como su mural de 1897 o sus originales mesas pintadas de manera diferente por un artista local–. Tiene un salón central y una preciosa bodega­–perfecta para celebrar algo con los amigos o la familia- y un preciosa terraza-jardín al fondo del local en la que se agradece la presencia de árboles y plantas. Su cocina de mercado y estacional pone el acento en la buena materia prima y en la creatividad y en ella conviven de manera perfecta platos de nuestra tradición culinaria con otros de carácter internacional. Varios platos destacan en su interesante carta: el ajoblanco, los lomos de sardina marinada, los huevos de arenque y el cochinillo deshuesado y asado a baja temperatura. Aunque conviene detenernos también en los que tienen influencia viajera y juegan con texturas y sabores más vanguardistas: ensalada thai de langostinos, pan bao de panceta confitada o tataky de atún con salsa de sambaizu.

 

Las instalaciones, la amplitud de su horario, el buen nivel de su cocina y la polivalencia de su propuesta–café, cocktails- hacen que Clandestina de la Tendillas sea un must de Toledo.

Localización

Calle de las Tendillas, 3 - Toledo

Horario

M-J de 13:00 a 24:30; V y S de 13:00 a 01:30h

Toledo es una ciudad con reconocida fama gastronómica. Lo que fuera el antiguo restaurante Cúrcuma es desde mediados de 2016 un coqueto y agradable bar, café y restaurante situado en pleno centro histórico de la ciudad.

 

La Clandestina es un coqueto y cálido espacio decorado con sencillez y personalidad y lleno de detalles–como su mural de 1897 o sus originales mesas pintadas de manera diferente por un artista local–. Tiene un salón central y una preciosa bodega­–perfecta para celebrar algo con los amigos o la familia- y un preciosa terraza-jardín al fondo del local en la que se agradece la presencia de árboles y plantas. Su cocina de mercado y estacional pone el acento en la buena materia prima y en la creatividad y en ella conviven de manera perfecta platos de nuestra tradición culinaria con otros de carácter internacional. Varios platos destacan en su interesante carta: el ajoblanco, los lomos de sardina marinada, los huevos de arenque y el cochinillo deshuesado y asado a baja temperatura. Aunque conviene detenernos también en los que tienen influencia viajera y juegan con texturas y sabores más vanguardistas: ensalada thai de langostinos, pan bao de panceta confitada o tataky de atún con salsa de sambaizu.

 

Las instalaciones, la amplitud de su horario, el buen nivel de su cocina y la polivalencia de su propuesta–café, cocktails- hacen que Clandestina de la Tendillas sea un must de Toledo.

Estás a punto de descubrir los planazos cañeros en Madrid...

¿Eres mayor de 18 años?

Mahou recomienda el consumo responsable 5,5º