Plan

Llena tu otoño de planazos

Por Mahoudrid 4 octubre, 2021

Ahora que ya ha pasado el verano, el veranillo de San Miguel, el veroño y que estamos empezando a asumir que quedaron atrás las chanclas, el bañador o el piscineo, es justo el momento de no dejarnos invadir por la pena y empezar a llenar la agenda de planazos para este otoño.

1. Un paseo otoñal con tu crush.

A ver, vamos a empezar por lo obvio. Otoño es probablemente una de las estaciones más románticas o así nos los han enseñado las series y películas. ¿Quién se resiste a un paseo por un encantador bosque iluminado por los tonos otoñales? En Madrid existen rincones de flipar en el que no vas a saber si ponerte a hacer fotones para tu feed o lanzarte al romanticismo. El más conocido es, como no, el Parque del Retiro, pero también merecen la pena el Parque del Capricho (Alameda de Osuna, 25) o los Jardines del Campo del Moro, junto al Palacio Real. Saliendo de la capital, es un imprescindible el Hayedo de Montejo o los Jardines de Aranjuez. Si eliges este último, nuestra recomendación es terminar el planazo en El tomate de Aranjuez (Stuart, 183), perfecto para un picoteo o si queréis daros un homenaje con un chuletón de buey ma-ra-vi-llo-so.

Aranjuez jardines

2. Estirar eso de tomarte un tercio al sol.

Y lo decimos literalmente porque hasta el 10 de octubre casi una treintena de bares y restaurantes de Olavide y Ponzano participan en una particular ruta gastronómica llamada Tercios al sol, en la que maridan sus mejores platos con la mejor cerveza, es decir, con una Mahou Cinco Estrellas. ¿Cómo te suena una brandada de bacalao del Restaurante Candeli (Ponzano, 47) o unos dados de solomillos salteados con mostaza antigua de Los Torreznos (López de Hoyos, 149)? Si salivas solo de leerlo es que ya vas tarde.

3. Inmersión en Goya.

Desde el 5 de octubre, en el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa (Plaza de Colón, 4), estará abierta al público una exposición única de uno de los mayores pintores españoles, Francisco de Goya. Y decimos que es única porque combina imágenes en gran tamaño de sus cuadros más emblemáticos con sonidos y movimientos para obtener una experiencia totalmente envolvente. Para que el plan sea redondo, tras la expo acércate al Bar Lago de Sanabria (Ayala, 23) y deléitate con los platos estrella, entre ellos el salmón que ahúman ellos mismos o los platos de caza. Si lleva abierto desde 1913 será por algo.

4. Otoño de conciertos.

Este otoño volvemos a las salas, a los conciertos y a disfrutar de la música en directo. Y la mejor forma es que te acerques a la Sala Clamores (Alburquerque, 14) donde el 7 de octubre tenemos a Paco Moreno, Carlota y Juan Azul; el 14 de octubre a Lisasinson y el 21 de octubre se cierra este ciclo de conciertos, organizados por Vibra Mahou y Cero en Conducta, con Ralphie Choo y Claudio Montana. Y para gozarlo del todo y llenar el estómago antes o después del concierto, en el número 8 de la misma calle está La Caña, con unas croquetas de boletus y unas alcachofas salteadas con gambas espectaculares.

5. Vamos a subirnos por las paredes.

Desde que Alberto Ginés ganase la primera medalla de oro de escalada en Tokio, este deporte se ha convertido en un must que hay que probar sí o sí. Y no nos extraña ni un poco porque lo tiene todo, es divertido, lo puedes practicar con tus amigos y queda genial en tus stories, obvio. Así que puedes acercarte al recién estrenado Sputnik Climbing de Las Rozas (París, 2) y hacer un bautismo de escalada, un curso de iniciación o, si superas el test de seguridad, comenzar a escalar con cuerda.

Pared de Escalada Madrid

6. Volvamos a los bares de siempre.

Sabemos que no necesitas muchos alicientes para volver a tu bar de siempre, pero para que no se te olvide lo especiales que son hemos creado WeBar Mahou, una serie de planazos creados en los bares de siempre para que disfrutes como nunca. Así, podrás apuntarte al Quiz Bar, una tarde de juegos para demostrar todo lo que sabes de series  en la Cafetería Rosi (Ponferrada 26); probar las Speed Dating, es decir, citas rápidas de 7 minutos con fiesta posterior incluida en Tie Break (Monforte de Lemos, 185); descubrir el artista que llevas dentro con Cervezas con arte en el Asador del Abad ( Arzobispo Morcillo, 64) o darte a los juegos más tradicionales pero que se convierten en todo un planazo cuando los combinas con amigos y Mahou. Desde un domingo de bingo en el Bar Medina (La Hiruela, 1) hasta dejarte seducir por la estrategia del Catán en los campeonatos semanales que se organizan en la Taberna Ole tú (Puerto de Maspalomas, 1, posterior.).

Catán de Webar Mahou

Así ¿quién va a echar de menos el verano?