Bloggers / Todos recomiendan...

Dónde comer o cenar en Navidad

Qué complicado es elegir un sitio para celebrar una comida navideña: poner a todos de acuerdo, ya sean amigos, familiares o compañeros de trabajo, en el estilo, el tipo de cocina y la ubicación, se antoja muchas veces complicado. Por eso, ahí va una selección de los mejores sitios para comer o cenar en Navidad elegidos por los bloggers de Mahoudrid en función de la compañía.

 

CHIC AND CHIP MADRID. El Bund, Navidad amarilla y gourmet

 

De El Bund (Arturo Baldasano, 22) se dice que es el mejor restaurante chino de Madrid, y no es de extrañar. Sin entrar en valoraciones subjetivas, lo que sí es cierto es que es el más completo, pues agrupa la inmensidad de los matices de las cocinas más representativas del país: la suavidad y familiaridad de las elaboraciones al vapor de la cantonesa, con sus deliciosos dim sum; el picante tan habitual de la sichuanesa; las preparaciones de carnes de Pekín, donde el pato laqueado es el rey; las ligeras recetas de pescado de Hangzhóu… Todos tienen su reflejo en este restaurante, un amplio y elegante recinto cuyo nombre hace referencia a uno de los barrios más sofisticados de Shanghái.

 

Sus variados espacios lo hacen perfecto para una comida de trabajo, más en estas fechas en las que El Bund ofrece menús para grupos que incluyen las especialidades estrella mencionadas anteriormente. De día o de noche es buena opción, y si la lluvia no hace acto de presencia, su luminosa terraza es idónea. El interior, con una acertada iluminación, es perfecto cuando cae el sol, y sus amplias mesas (redondas la mayoría, cosa que se agradece para mantener una mejor conversación) se llenan de una fiel clientela seguidora también de sus caldos y pastas artesanales y de ingredientes, tales como la aleta de tiburón, la medusa o el pepino de mar -por cierto, poco habituales en otros restaurantes del estilo-. Por si fuera poco, El Bund es, además, una alternativa perfecta alejada del barullo, el tráfico y los problemas de aparcamiento del centro. Ni te lo pienses.

 

chicandcheap_el-bund-634-01

 

CON EL MORRO FINO. Muñagorri, esta noche hay que acertar sí o sí

 

Si hay una cena al año en la que no te puedes permitir fallar, ni si quiera si es para una quedada informal con tus amigos, es en la de Navidad. Y si además, has sido tú el encargado de fichar el restaurante, no te la puedes jugar. Pues bien, Muñagorri (Padilla, 56) es de estos sitios donde el éxito está asegurado. El señor Pedro Muñagorri trabaja una cocina clásica y con un producto excelente, premisas más que suficientes para que tengas claro que en su gastrobar se come maravillosamente. Producto de temporada, platos de cuchara, del campo, del mar… para tomar en formato barra o en su bonito salón, que en este caso sería mi recomendación si lo que buscas es una experiencia que esté a la altura. Lleva a tus amigos y verás cómo te adorarán, aun más de lo que ya lo hacen.

 

conelmorrofino-munagorri

 

eat&love. La Ancha: cena en familia (casi) como en casa 

 

Si hay algo que amamos -y tememos- a partes iguales, son esas míticas comilonas navideñas con la familia. Si este año os animáis a darle un descanso a la abuela en la cocina -que ya toca-, pero queréis disfrutar de una cena en un ambiente hogareño y de una comida deliciosa con sabor a casa, vuestro sitio es, sin duda, La Ancha (Zorrilla, 7). Esta taberna de la familia del chef Nino Redruello (muy conocido por La Gabinoteca o por su participación en conceptos como Tatel) se fundó allá por 1930 en la calle Los Madrazo (ahora tienen un nuevo local en Príncipe de Vergara y otro más en la calle Zorrilla).

 

Su cocina es casera, contundente y cariñosa, y está (casi) tan rica como la de tu abuela. En su carta, como ya os podréis imaginar, todo muy clásico -vaya, lo ideal para disfrutar con los padres-, con propuestas tradicionales que van desde pimientos rellenos de rape o la tortilla española a la manera de La Ancha (ojo, porque este plato tiene fama, y es por algo), hasta carrillera de ternera glaseada o el popular plato de La Ancha, el escalope de ternera empanado ‘Armando’, tan jugoso y tierno que te teletransportará a las mejores comidas de tu infancia. Ah, y que no falten unas buenas cañas para brindar por todo lo bueno que en 2017 vais a vivir juntos. ¡Chin, chin!

 

 

HISTORIAS DE UN FOODIE. El Viajero, perfecto para compartir

 

La Latina, más allá de ser uno de los barrios más típicos para tomarse una buena caña, es todo un emblema de la ciudad. Por eso, empezar una velada entre amigos en uno de los lugares más míticos como El Viajero (Plaza de la Cebada, 11), me parece la opción perfecta para compartir estas fechas tan especiales. Su carta, repleta de bocados para todos los paladares, es perfecta para el picoteo más castizo gracias a sus croquetas, bravas o tortilla entre otros, aunque tampoco hay que perder de vista las ensaladas, porque nunca decepcionan. Pero personalmente me declaro fan de la parte más viajera de su menú (Gyozas, Hummus o la Provoletta) y sus deliciosos postres (ojo a la cheesecake).

 

Es un sitio informal, desenfadado, en el que toda reunión seguramente se desmadrará entre un mar de risas y anécdotas. Y lo más importante, es perfecto para coger las fuerzas suficientes que nos hagan salir de allí dispuestos a comernos La Latina y hacer que la tarde o la noche, se alargue lo máximo posible. Su encanto tan especial os conquistará.

 

el-viajero-634

 

MADRID DIFERENTE. Ciro, casa de comidas con mucho estilo

 

Quien no conozca Ciro (Fernando El Santo, 4), que tome nota ya de esta taberna actualizada en el barrio de Chamberí porque se presenta como una interesante opción a tener en cuenta para una comida o cena navideña con los compañeros de trabajo, pero solo si se trata de una quedada de tipo más bien informal y para un grupo reducido de personas, porque no dispone de muchas mesas para grupos.

 

Ha nacido con la filosofía de las antiguas cervecerías tradicionales, inspirada en la tasca familiar de su propietario, el hostelero Senén Alcalde que, para este proyecto tan personal, ha tomado prestado el nombre de su abuelo, un viticultor y aficionado a la buena mesa. Pero que nadie se equivoque, porque de antigua tiene más bien poco. Platos inspirados en el recetario tradicional a los que se les ha dado una vuelta de tuerca, basados en ingredientes que van desde los encurtidos a los ahumados, pasando por las verduras de temporada y múltiples productos con Denominación de Origen -ternera de Madrid, verduras de Tudela, ibéricos extremeños, quesos manchegos-. Además, estéticamente, lejos de ser un bar cualquiera, se ha vestido de gala: barra de mármol blanco con vetas negras y revestimiento metálico, azulejos en tonos oscuros, lámparas de diseño… Lo idóneo para disfrutar de una quedada navideña.

 

ciro_29-03-16_007-copia

 

 

ME GUSTA MI BARRIO. Tatel: varios ambientes que se ajustan a cualquier comida de trabajo

 

¿Eres de los que odia las comidas de empresa en Navidad? ¿O de los que se lleva tan bien con sus compañeros de trabajo que sabes cuándo empiezas pero no cuándo acabas? La opción ideal para una comida navideña con tus colegas de oficina es, a mi entender, Tatel (Paseo de la Castellana, 36). Un local espacioso, elegante sin ser pretencioso, con una carta original pero tradicional y un precio medio de lo más asequible. Y un ambiente tan agradable que puedes alargar con los mejores tragos hasta la madrugada.

 

Tatel impresiona cuando entras. Su decoración cuidadísima remite a los grandes casinos americanos de los años 20 y a los speakeasy., un gran espacio que cuenta con varios ambientes fáciles de adaptarse a los gustos de cualquier grupo, ya sea grande o pequeño. En carta, referencias a platos conocidos por todos; pero no solo, porque va mucho más allá con propuestas que saben agradar a todos los paladares. Recetas claramente españolas (para que los más clásicos no se puedan quejar), pero adaptadas a un gusto y una clientela internacional, como la tortilla trufada, las croquetas de leche fresca o el bacalao negro gratinado al horno. Además, Tatel prepara excelentes afterworks y ambienta sus noches con DJs y música en directo. No encontraréis un escenario mejor para una cena durante estas fechas.

 

tatel01mm-634

 

MESADE2. Tandem by Triciclo: celebra una Navidad canalla

 

Si eres de esos a los que no le convencen los sitios de siempre y estás pensando en celebrar las fiestas navideñas con los amigos de una manera informal, pero no te viene a la mente ninguna propuesta, no te preocupes que aquí te presentamos Tandem by Triciclo (Santa María, 39), un coqueto local, a la par que informal, con unas propuestas muy creativas y donde la calidad del producto es la clave. Además, para estas fiestas Tandem ofrece diversos menús de grupos a precios bastante razonables. Pero tranquilo, porque si vosotros no sois de menú, también dispone de una carta digna de probar a base de medias raciones, algo que nosotros consideramos imprescindible a la hora de salir con los amigos. Como su riquísimo jamón ibérico de bellota o la terrina de foie casera, dos platos muy propios para estas fechas navideñas, a los que se puede sumar el hummus, las bravas o sus divinas croquetas.

 

También cuenta con un amplio apartado de ensaladas, ideal para los que quieren seguir cuidando la línea incluso en estas fiestas, y de bocadillos, entre los que destacan el bocata chino o pan bao, hecho con pan al vapor, costilla de cerdo, pepino, cebolleta y hierbas. Si lo que te apetece es tirar la casa por la ventana, elige sus ostras al natural o aliñadas, un plato afrodisiaco que puede hacer que tus Navidades acaben de una manera diferente y original.

 

mesade2_tandem-mesa-634

 

O LO COMES O LO DEJAS. La Cabra. Pasión en cada bocado

 

La Cabra (Francisco Rojas, 2) nos ofrece en Chamberí el espacio perfecto para una celebración navideña en familia. Aquí cada bocado emociona y deja entrever el amor por el oficio de un chef, Javier Aranda, que tiene claro que el éxito de su cocina española creativa se sostiene sobre una materia prima de calidad y un respeto profundo por las raíces. Además, para deleitarnos con las eternas sobremesas que se prolongan hasta el infinito durante estas fechas, nada mejor que el salón de su biblioteca, un ambiente íntimo y acogedor que asegurará un final perfecto para esta experiencia gastronómica.

 

lacabra1-634

 

TENEMOS QUE IR. En Copa de Balón, perfecto para una cena de Navidad en familia

 

Copa de Balón (Begonia, 135. Alcobendas) es un restaurante muy agradable, con una decoración sencilla pero calurosa. Un lugar donde pequeños y grandes se encontrarán cómodos si lo eliges para una cena navideña en familia. Y aunque en este local la bebida es la protagonista, en su carta podrás encontrar delicias gastronómicas, platos representativos de la cocina asiática y mediterránea, combinando a la perfección makis y sashimis con burgers gourmet. Para cenas de grupo os recomendamos consultar los menús cerrados que ofrecen para estas fechas. ¡A disfrutar y feliz Navidad!

 

en-copa-de-balon3bmadrid-tenemosqueir-copy

 

 

 

·

Te recomendamos...